Sojourner Truth

Isabella Bomefree, posteriormente llamada Soujourner Truth, fue una abolicionista afroamericana y profunda defensora de los derechos de la mujer nacida en Nueva York (Estados Unidos) alrededor del año 1797 (no se tiene certeza sobre la fecha exacta).

Desde su nacimiento fue esclava, teniendo numerosos dueños hasta que un buen día decide escapar al no soportar más las condiciones de vida a las que era sometida, en busca de un futuro mejor y con el dolor de dejar atrás a gran parte de su familia (varios de sus hijos).

Es el año 1826, y marcha a Canadá, donde permanecerá hasta que la esclavitud sea abolida en Nueva York, lugar al que regresará para recuperar a la parte de su familia que abandonó al huir (varios hijos).

 

st

 

Es en este momento cuando se producirán 2 hitos en su vida, pues pleitea con una familia de terratenientes que había comprado de manera ilegal a su hijo y unos años más tarde es acusada de cómplice en el asesinato por envenenamiento de un líder religioso, interponiendo una denuncia por perjurio… en ambos casos salió victoriosa, convirtiéndose en la primera mujer afroamericana que lograba ganar un juicio frente a una persona blanca, y en poner y ganar una denuncia por calumnias.

Ya lleva unos años refugiándose en el cristianismo, y decide dedicarse de lleno a la predicación, luchando por un mundo más justo e igualitario con la palabra.

Sus discursos se centrarán en la abolición de la esclavitud y de la pena de muerte, el derecho al voto femenino, etc…

 

st

 

Su fuerza y oratoria harán que pronto consiga fama en el país; pero será un discurso en Mayo de 1851 en la Convención de Derechos de la Mujer en Ohio, el que dé el espaldarazo definitivo a su figura al pronunciar la siguiente frase:

"Ese hombre de allí dice que las mujeres necesitan ayuda al subirse a los carruajes, para cruzar las zanjas y que deben tener el mejor sitio en todas partes. ¡Pero a mí nadie me ayuda con los carruajes, ni a pasar sobre los charcos, ni me dejan un sitio mejor! ¿Y acaso no soy yo una mujer? ¡Miradme! ¡Mirad mi brazo! He arado, plantado y cosechado, y ningún hombre podía superarme. ¿Y acaso no soy yo una mujer?".

Un grito ante la múltiple discriminación que sufrían las mujeres afroamericanas, no sólo por ser mujeres, sino además por ser pobres y negras; creando los cimientos de lo que sería la figura de nuestra protagonista, que planteaba ideas revolucionarias para unos momentos en los que los temas raciales y la esclavitud estaban de plena actualidad.

Luchó por sus ideales todo lo que pudo y más, hasta que le aguantaron las fuerzas, falleciendo en 1883 en Battle Creek (Michigan, Estados Unidos).

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame