Sistema Canovista

El sistema canovista se dio en la España de la Restauración, pudiéndolo calificar como una especie de copia del sistema parlamentario británico (aunque apoyándose en los pilares de la corrupción y el tráfico de influencias), en el que dos partidos políticos (liberales y conservadores) aceptarían un “juego” basado en el turno de los mismos a la hora de gobernar, además del respeto de la monarquía liberal y de la Constitución de 1876.

Este sistema garantizaba que la transición de estos partidos en el gobierno se haría de manera pacífica y “ordenada”, siendo un vestigio de la época feudal, y que Joaquín Costa calificó como “la verdadera constitución española”.

 

c

 

Al aceptar estas reglas del juego, ambos partidos se dedicaban a hacer una tenue oposición al contrario, pues así se garantizaban un gobierno cómodo cuando les tocase.

Se basaba este sistema en una red clientelar tejida en torno a los denominados “caciques” (que serán una pieza más en el entramado de la administración central), y las relaciones que éstos establecían con influyentes personajes de sus comarcas y con el pueblo llano que en numerosas ocasiones dependía para subsistir directamente de los citados caciques.

Las elecciones estaban falseadas totalmente (votaban hasta los muertos según el censo, y en algunos lugares incluso había más votos que personas), denominándose a este proceso como “pucherazo”.

 

c

 

Este sistema acabó triunfando principalmente en las áreas rurales, a la postre las más numerosas del país, pues en las urbanas era más difícil debido al mayor censo electoral.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame