Puntillismo

El Puntillismo surge en 1884 de la mano del pintor francés George Pierre Seurat (aunque para algunos autores surge en 1880), siendo considerado una corriente continuadora del impresionismo, altamente influenciado por los estudios sobre los colores y las formas de Chevreul.

Francia será el lugar donde alcance su máxima expresión el puntillismo.

 

Es una técnica pictórica consistente en la aplicación de puntos de pintura que vistos desde una distancia determinada da lugar a una imagen nítida, por lo que la composición debe estar muy bien estudiada y estructurada (es una pintura científica), perdiendo la espontaneidad y soltura que caracterizaba a la pintura impresionista que le precede.

Estos puntos deben estar muy cerca unos de otros y tener un tamaño similar, debido a que no se dan pinceladas.

Están realizados con colores puros, sin mezclarse en el lienzo (se mezclarán en el ojo del espectador), siendo la posición de los mismos lo que origina los tonos y gamas cromáticas, consiguiendo por tanto una sensación de mayor viveza en el color.

Fragmento de una obra de Seurat.

Detalle del cuadro "Tarde de domingo en la isla de Grande Jatte". Seurat. 

Fuente: http://gusgsm.com

 

La temática más recurrente en este tipo de pintura es la que refleja figuras humanas que aparecen como ausentes en el cuadro, los paisajes y el mundo del espectáculo.

También es denominada esta técnica como Divisionismo, aunque este nombre es exclusivo de los puntillistas italianos; algunos autores incluso los diferencian de los puntillistas “originales”, pues éstos dan pinceladas y sus obras tienen un carácter de compromiso social y político (principalmente de carácter anarcosindicalista o nacionalsocialista) que los otros no tienen.

 

 

Las figuras más destacadas de este movimiento serán:

Seurat:

Destaca su gusto por la creación de paisajes, los juegos de colores y la armonía y tranquilidad que emanan de sus obras.

Sus principales obras serán:

"Un baño en Asnières" 1984

Fuente: http://fedequiza.blogspot.com.es

 

 

j

“Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte” (1886), considerada su obra maestra.

Fuente: www.elarteporelarte.es

 

 

“Parada del circo” (1888).

Fuente: www.elarteporelarte.es

 

Signac:

Profundiza en el concepto de puntillismo elaborando sus propias teorías y plasmándolas en “De Eugène Delacroix al Neoimpresionismo”, publicado en 1899.

Va a realizar leves trazos en vez de puntos en sus obras.

Su principal obra será:

 

 

“El palacio de los Papas” (1900).

Fuente: www.cossio.net

 

 

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame