Miguel de Cervantes Saavedra

Miguel de Cervantes Saavedra es uno de los más importantes autores de las letras del Siglo de Oro español y de la literatura castellana de todos los tiempos, conocido universalmente por las aventuras de “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”, aunque también lo podría haber sido por su increíble experiencia vital, digna, como veremos, de ser llevada a la novela o la gran pantalla.

Su fecha de nacimiento no está clara, como gran parte de su infancia y juventud, pero si existe documentación que asegura que fue bautizado el 9 de octubre de 1547, por lo que algunos autores creen que su nacimiento pudo haber sido el 29 de septiembre de ese mismo año, pues coincide su nombre con el santoral que se celebra ese día.

Como he dicho anteriormente, poco o casi nada se sabe de su infancia y juventud, pareciendo ser que no tuvo una formación académica reglada.

Si sabemos que vivió en numerosas ciudades, fruto de las desdichas económicas de su padre (lo que le llevó a la cárcel en una ocasión).

Con 19 años ya está en Madrid, donde empezará a frecuentar los círculos literarios de la época, teniendo contacto con algunos influyentes personajes.

Así, tenemos constancia de algunos poemas que escribió en 1567 y 1568, lo que hizo que su carrera pareciese despegar, aunque se truncó de forma brusca.

i

"Retrato de Miguel de Cervantes", Juan de Jáuregui y Aguilar (1600).

Como casi siempre en la vida de Cervantes, cuando la fortuna parecía sonreírle, llegaba un duro golpe que le llevaba de regreso a la realidad.

En este caso fue una pelea en los alrededores del Alcázar, por la que le condenaron a perder la mano derecha y a 10 años de destierro.

Estamos en el año 1569 y Cervantes decide huir a Italia, donde finalmente se alistará en las tropas de la Santa Liga, una unión de los ejércitos de Felipe II, Venecia y la Santa Sede que pretendía frenar el avance de la flota del Imperio Otomano por el Mediterráneo.

Ambas flotas se encontraron en el Canal de Lepanto, Cervantes cayó herido y su mano izquierda quedó inutilizada para siempre; aunque no le impidió seguir combatiendo en años posteriores.

En 1575 decide poner fin a su carrera militar y regresar a España, llevando bajo el brazo varias cartas de recomendación que iba a utilizar para poder acortar en algunos años la condena que llevaba a sus espaldas.

No llegará a España hasta 5 años después, concretamente en Octubre de 1580, pues cayó preso por los turcos, que lo vendieron como esclavo y pasó un largo presidio en Argel (intentando escapar en cuatro ocasiones) hasta que su familia consiguió reunir el rescate solicitado por sus captores.

Una vez en España trató de buscar algún oficio que aliviase la delicada situación económica de su familia, aunque esto no le impidió seguir cultivando su amor por la escritura, viendo la luz “La Galatea” en 1585.

Los años siguientes será años llenos de turbulencias para Cervantes, pues encontrará empleo en Sevilla, primero como comisario real de abastos y después como recaudador, acabando en la cárcel.

En 1603 decide instalarse en Valladolid, y se empieza a atisbar el final de la primera parte del Quijote.

En 1605 ve la luz “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, primera parte de las aventuras y desventuras de Don Quijote, una obra que debido a su carácter cómico, burlesco, irónico y desenfadado alcanzó un tremendo éxito desde el primer momento de su publicación.

En el mismo año de 1605 se tuvo que realizar la 2ª edición de la obra, en 1607 se publicó en Bruselas y en 1610 en Milán, en 1612 se tradujo por primera vez al inglés y en 1614 al francés… lo que habla bien a las claras de la tremenda notoriedad que obtuvo.

ik

Primera edición de la primera parte del Quijote (1605).

Pero como siempre le pasó a Cervantes; cuando todo parecía ir maravillosamente siempre ocurría algo que le despertaba del sueño, esta vez fue el ingreso en prisión por un crimen que no cometió y del que fue acusado injustamente, aunque al tiempo se descubrió su inocencia.

El daño ya estaba hecho, y decidió regresar a Madrid, donde seguirá con su labor creativa, escribiendo grandes obras como sus “Novelas ejemplares” (1613), “Viaje del Parnaso” (1614) y la segunda parte del Quijote, “El Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha” (1615).

k

Primera edición de la segunda parte del Quijote (1615).

Seguirá escribiendo hasta que fallezca el 22 de Abril de 1616, justo recién terminada su última obra "Los trabajos de Persiles y Sigismunda", que se publicará al año siguiente.

k

Primera edición de "Los trabajos de Persiles y Sigismunda" (1617).

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame