Jean-Auguste Dominique Ingres

Jean-Auguste Dominique Ingres es un pintor nacido en Mountauban (Francia) el 29 de Agosto de 1780 que se caracterizará por sus retratos y desnudos, siendo la mayor parte de su obra influenciada por el “orientalismo” debido en parte a las campañas de Napoleón, aunque principalmente para “rebajar” el posible escándalo que podía surgir al contemplar en su obra a mujeres desnudas que nada tenían que ver con la divinidad o la realeza, como era costumbre en la época.

Esto es fruto de la obsesión que Ingres tenía por mostrar las líneas de la anatomía femenina, la perfección de sus curvas.

Prestará por tanto en sus composiciones especial atención al dibujo, a las citadas líneas; las luces y la suavidad.

Fue hijo de un escultor y pintor mediocre, lo que en parte favoreció su formación académica en el campo artístico debido a que su padre supo reconocer el genio que se encerraba en él.

Estudió en la Academia de Toulouse en 1791, permaneciendo allí un periodo tras el que se trasladó a París en 1797.

 

i

Retrato de Ingres realizado por su maestro Jacques-Louis David en 1800.

 

En la capital francesa fue discípulo de Jacques-Louis David, aunque su relación se verá afectada por un extraño suceso ocurrido durante la votación para elegir al vencedor en el Premio del “Salon des Artistes”, en el que el maestro no dio el voto a su pupilo, motivo por el que este no obtuvo el galardón.

En 1801 ganará el “Prix de Roma” con su obra “Aquiles y los enviados de Agamenon” obteniendo una estancia de 4 años en la capital italiana, siendo en este momento cuando concibe el arte de una manera distinta, tras estudiar a los manieristas y especialmente a Rafael.

En 1806 pintará su famoso “Napoleón entronizado” y “Mademoiselle Caroline Rivière”, en 1808 “La bañista de Valpinçon” y en 1814 “La gran odalisca”, obras de referencia en la biografía del autor; aunque serán duramente criticadas en Francia por ser consideradas por algunos como muy arriesgadas, y por otros como demasiado conservadoras.

 

n

"Napoleón entronizado" (1806).

 

En Italia mientras tanto, tenía una gran fama como retratista en Roma y Florencia, y su arte no era tan cruelmente criticado.

1824 será un año de cambio fundamental para Ingres, pues presenta su obra “El voto de Luís XIII”, un cuadro que se rige por los conceptos apreciados en su época, sin salirse de los cánones establecidos y a través del que consigue el reconocimiento en su país natal; produciéndose un giro inesperado, creciendo su fama exponencialmente siendo nombrado Director de la Academia Francesa en Roma (1834-1840) y recibiendo multitud de encargos públicos de gran envergadura e importancia, como por ejemplo la decoración de la vidriera de la Capilla de la Catedral de Notre Dame en París en 1841.

 

o

"La gran odalisca" (1814).

 

De este período serán sus afamados “Carlos X” (1829) y “Monsieur Bertin” (1832); pintando en su última etapa otra de sus obras maestras, “El baño turco” (1862), para fallecer en París el 14 de Enero de 1867.

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame