Hipócrates

Hipócrates, nacido en la Isla de Cos (Grecia) alrededor del 460 a.C. fue un destacado médico griego, considerado en la actualidad como el padre de la medicina.

Durante su juventud viajó por Egipto, donde aprendió diversos conceptos médicos y se familiarizó con novedosas técnicas y tratamientos.

Tuvo un papel destacado durante una epidemia de peste que asolaba Atenas, la que combatió con éxito y le hizo deseado por los principales reyes y personajes poderosos del momento; aunque nunca sucumbió a los “cantos de sirena” y se mantuvo fiel a sus principios.

Fue el primero en rechazar la idea de que las enfermedades tenían un origen divino (llegando a hacer una clasificación de las mismas), lo que le hacía parecer mitad médico y mitad filósofo; proponiendo como medio de cura el llevar una vida sana y consumir alimentos saludables, además del uso de plantas medicinales; pues pensaba que el cuerpo tenía el poder de autocurarse y simplemente se le debía ayudar en ese proceso.

 

h

 

Se le atribuye la autoría de los “Tratados Hipocráticos”, una obra que en casi 70 volúmenes recoge un vasto conocimiento en torno a enfermedades, procesos de curación, investigaciones, ensayos, etc… aunque actualmente se cifra en torno a la veintena los posibles creadores de tal obra, pues algunos de los escritos tienen diferente estilo a la hora de la redacción e incluso llevan la contraria a otros que aparecen en la obra, de manera que se sugiere que además del propio Hipócrates, fueron sus alumnos y discípulos los que también participaron en la elaboración de la misma.

 

magr

 

También hizo especial mención a la profesionalidad y ética que deben tener los médicos, lo que dará origen al juramento hipocrático:

Juro por Apolo, médico, por Esculapio, Higía y Panacea y pongo por testigos a todos los dioses y diosas, de que he de observar el siguiente juramento, que me obligo a cumplir en cuanto ofrezco, poniendo en tal empeño todas mis fuerzas y mi inteligencia.

Tributaré a mi maestro de Medicina el mismo respeto que a los autores de mis días, partiré con ellos mi fortuna y los socorreré si lo necesitaren; trataré a sus hijos como a mis hermanos y si quieren aprender la ciencia, se la enseñaré desinteresadamente y sin ningún género de recompensa.

Instruiré con preceptos, lecciones orales y demás modos de enseñanza a mis hijos, a los de mi maestro y a los discípulos que se me unan bajo el convenio y juramento que determine la ley médica, y a nadie más.

Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis facultades y a mí entender, evitando todo mal y toda injusticia. No accederé a pretensiones que busquen la administración de venenos, ni sugeriré a nadie cosa semejante; me abstendré de aplicar a las mujeres pesarios abortivos.

Pasaré mi vida y ejerceré mi profesión con inocencia y pureza. No ejecutaré la talla, dejando tal operación a los que se dedican a practicarla.

En cualquier casa donde entre, no llevaré otro objetivo que el bien de los enfermos; me libraré de cometer voluntariamente faltas injuriosas o acciones corruptoras y evitaré sobre todo la seducción de mujeres u hombres, libres o esclavos.

Guardaré secreto sobre lo que oiga y vea en la sociedad por razón de mi ejercicio y que no sea indispensable divulgar, sea o no del dominio de mi profesión, considerando como un deber el ser discreto en tales casos.

Si observo con fidelidad este juramento, séame concedido gozar felizmente mi vida y mi profesión, honrado siempre entre los hombres; si lo quebranto y soy perjuro, caiga sobre mí la suerte contraria.

 

h

 

Fue por tanto uno de los textos fundacionales de la medicina europea y de los primeros escritos científicos de Occidente.

Murió alrededor del 370 a.C., aunque no se sabe con certeza, pues algunas fuentes indican que llegó a sobrepasar los 100 años de vida.

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame