Guerra de Yugoslavia

El conflicto de la antigua Yugoslavia es en realidad el desenlace de la unión de diversas culturas, religiones y etnias tremendamente diferentes entre sí bajo una misma denominación.

En 1946 Tito decide crear la “República Socialista Federativa de Yugoslavia”, integrándose en ella las repúblicas de Bosnia-Herzegovina, Croacia, Serbia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y los territorios de Vojvodina y Kosovo; y por lo tanto, serbios, croatas, bosnios, eslovenos y albaneses.

Tito fue el “aglutinante” que mantuvo unida y casi sin fisuras dicha unión, pero una vez que fallece, el sistema que ideó empieza a “hacer aguas” a resquebrajarse, dando lugar a un conflicto armado de inimaginable crudeza, inhumanidad y consecuencias.

La chispa que desencadenaría el fatal desenlace bélico no fue otra que el acuerdo entre serbios, croatas y eslovenos de alternarse en el gobierno cada cierto tiempo; de manera que supuestamente no se producirían “tratos de favor” a una u otra población en función de su origen o etnia.

 

 

Cuando en 1991 le llegó el turno a los croatas, los serbios se opusieron, a lo que tanto croatas como eslovenos responden proclamando su independencia.

Los serbios deciden intervenir ante la independencia de Croacia con la excusa de defender los intereses de sus paisanos en este lugar.

Bosnia será la siguiente en querer independizarse, a lo que Serbia responderá con el asedio de su capital, Sarajevo, durante 2 años.

 

 

El conflicto es irremediable y la guerra provoca innumerables muertos, hambre y desplazados; y lo que es peor, odio entre los diferentes pueblos.

En 1995 parece que se llega a una especie de entendimiento con la firma de los Acuerdos de Dayton, por los que se pone fin a la guerra en Bosnia; pero nada más lejos de la realidad, pues en 1998 se radicaliza el conflicto, especialmente en Kosovo, donde se lleva a cabo una eliminación o exterminio genocida de la población civil por parte de los serbios.

La OTAN interviene en 1999 ante los “gritos de auxilio” de los kosovares y la opinión pública internacional, estableciendo un protectorado en la zona.

En 2006, Montenegro se independizará de Serbia, y en 2008 Kosovo logrará su independencia definitiva.

 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame