Gran Plaza de Bruselas

La Gran Plaza (Grand Place) es la plaza central de la ciudad belga de Bruselas, conocida mundialmente por la belleza y delicadeza arquitectónica de sus edificios, además de por los importantes acontecimientos históricos allí ocurridos.

Su origen lo podemos fechar en un mercado que se celebraba en ese lugar alrededor del año 1174, bajo el nombre de “Nedermarkt”, donde se vendía diversos productos para la población local y también para el resto del país, pues estaba cerca de una importante vía fluvial.

Poco a poco se irá convirtiendo en el centro neurálgico de la ciudad y se empezarán a establecer allí edificios de diversa importancia, como el Ayuntamiento y la Casa del Rey, rodeados de casas pertenecientes a diferentes gremios.

El Ayuntamiento se va a caracterizar por su torre de aproximadamente 96 metros de altura y la falta de simetría de su fachada; y la Casa del Rey (actual Museo de la ciudad) por haber sido casa gremial y sede de los servicios administrativos y recaudatorios del Duque de Brabante, posterior Rey de España.

 

 

En 1523 la Inquisición quemará en la Gran Plaza a los primeros mártires del protestantismo; el 5 de Junio de 1568 Lamoral (conde de Egmont) y Felipe de Montmorency (conde de Horn) serán decapitados en este mismo lugar acusados de traición al oponerse a la implantación de la Inquisición en Flandes; y el 14 de Agosto de 1695 tendrá lugar uno de los peores momentos vividos en la Plaza, cuando en el contexto de la “Guerra de los nueve años” 70.000 hombres, e innumerables proyectiles incendiarios caen sobre la ciudad… especialmente sobre la Plaza, el centro de la vida de Bruselas, que queda destruida casi por completo debido a que la mayoría de los edificios son de madera.

Solo se salvará el Ayuntamiento (principalmente su fachada) y su torre, así como algunos muros y construcciones realizadas en piedra sobre las que no impactó directamente ningún proyectil.

Esta fecha es un punto de inflexión para la Plaza, ya que se enfrentó a una acelerada reconstrucción que dio sus frutos en 1697, solo dos años después de tan desgraciada fecha, y que dará lugar al aspecto que presenta hoy en día la misma; con una amalgama de estilos arquitectónicos (gótico, barroco, renacentista…) característicos de la zona que será uno de los puntos importantes por los que fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1998.

 

gp

La Gran Plaza con alfombra floral (Agosto 2008).

Foto: Wouter Hagens.

En la actualidad es un importante centro turístico, comercial, cultural y político; celebrándose en la Plaza innumerables eventos de todo tipo y cautivando por su belleza a diferentes escritores y artistas a lo largo de la historia, destacando especialmente a Víctor Hugo, quien mostró una predilección especial por la Plaza y su entorno, a la que calificó como “la Plaza más bella del mundo”.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame