Gioacchino Rossini

Gioacchino Rossini fue un genial y peculiar compositor (especialmente conocido por sus óperas cómicas) italiano nacido el 29 de Febrero de 1792 en Pesaro, en el seno de una familia de músicos que con 37 años, 36 obras y varios éxitos en su haber se retiró de manera definitiva de los escenarios como uno de los máximos exponentes del bel canto.

Pero vayamos a sus orígenes, pues con 14 años ya formaba parte de la Filarmónica de Bolonia, pasando en 1810 a estrenar con bastante éxito su primera obra titulada “La cambiale di matrimonio”.

Su carrera es meteórica, sus obras se caracterizan por su ritmo vivaz y la tremenda dificultad vocal (algunas se creían imposibles de cantar) y 1816 será el año definitivo de su consagración, pues debuta en el “templo” de la ópera italiana por excelencia, el Teatro San Carlos de Nápoles, donde cosechará un enorme éxito; además de componer su archiconocida obra “El barbero de Sevilla”, donde demostrará sus habilidades como director.

En ese año también conoce al gran amor de su vida, Isabel Colbrand, por la que cambiaría radicalmente su estilo y para la que empezaría a componer obras que se adaptasen a su forma de canto, algo que no entusiasmó demasiado al público.

 

gr

 

Decide marcharse a Viena en 1822, para posteriormente hacer una gira por Londres en 1824, al finalizar la cual se instala en París, lugar donde a cambio de unas enormes sumas de dinero desarrollará su arte y ejercerá de máxima autoridad musical del país realizando las tareas de inspector de canto y director de la Ópera de la capital gala.

Aquí estrenará “Guillermo Tell” en 1829, una tremenda obra (por calidad y duración), tras lo que decide retirarse de los escenarios al año siguiente.

Tiene 37 años y toda una vida por delante para dedicarse al lujo, a vivir la vida y a sus aficiones (la cocina le fascinaba y por lo que se cuenta no se le daba nada mal) durante los siguientes años, hasta que la muerte le sorprende en Passy (Francia) el 13 de noviembre de 1868.

 

gr

 

Son múltiples las teorías alrededor de las causas de su retiro según la fuente que se consulte, yendo desde las políticas, hasta las de carácter médico, pasando por el aburrimiento, la nueva generación de compositores europeos que le hacía sombra y con la que no se veía capaz de competir, y la ausencia de motivación; aunque lo que es seguro es que la falta de necesidad de crear para poder subsistir influyó sobremanera en la toma de esta decisión.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame