George Washington

George Washington nace el  22 de febrero de 1732 en el seno de una familia de plantadores de Virginia, una familia que disfrutaba de una posición media y que tras el fallecimiento de su padre en 1743 comenzará una interesante relación con la familia Fairfax (una de las más adineradas de la zona), algo que a George le influirá notablemente, pues empieza a “codearse” con la élite social de la región.

Gracias a sus contactos entra a formar parte de la Milicia de Virginia bajo el cargo de oficial, un grupo de voluntarios civiles que se encargarían de la defensa del territorio frente a las agresiones externas, en este caso de los colonos franceses de Canadá.

Intentó formar parte del ejército británico, pero la negativa que obtuvo por respuesta hizo que volviese a su plantación, alejándose de la vida militar y adquiriendo cada vez una conciencia mayor de los abusos de la metrópoli para con las colonias, y lo inaceptable de esta situación.

Las duras condiciones que la metrópoli imponía a las colonias, y los intentos de establecer diversos impuestos y condiciones comerciales hizo que el clima que se respiraba cada vez fuese más contrario a los británicos.

k

George Washington.

Poco a poco la toma de conciencia del abuso al que estaban siendo sometidos, favoreció diversos movimientos de rebeldía en los colonos, que empezarán a no reconocer a las autoridades impuestas desde la metrópoli y a plantearse la creación de órganos independientes de gobierno, al margen de los designios de Gran Bretaña.

En septiembre de 1774 se celebra el Primer Congreso Continental en Filadelfia, donde 55 representantes de los territorios bajo el dominio británico participan para decidir qué posición tomar en este incipiente conflicto, en el que estará presente nuestro protagonista (lleva participando de la política desde 1758 como miembro de la Cámara Baja de Virginia).

Washington siempre mostró una postura bastante contraria a la metrópoli y será una de las principales figuras en la lucha contra la dominación británica.

Se empieza a gestar un movimiento independentista bastante fuerte, se crean listas de voluntarios para formar un ejército y se producen los primeros “escarceos” entre ambas fuerzas.

La celebración del Segundo Congreso Continental al siguiente año y el nombramiento de Washington como Comandante en Jefe del Ejército Americano no ayudaron a apaciguar la situación, declarando en rebelión a las colonias el monarca inglés Jorge III.

j

Retrato de George Washington.

Iba a ser un conflicto desigual; por un lado un ejército, el británico, el más poderoso y potente del mundo; y por otro, el americano, sin preparación, sin armamento y hombres suficientes.

Washington lo sabía, y desde un primer momento dirigió su táctica a intentar aprovechar la distancia que separaba al ejército británico de su país y al poco apoyo que recibirían por parte de la población civil en estos territorios.

La guerra estalla en 1775, y tras varios años de lucha (en la que también participaron tropas francesas y españolas) y derramamiento de sangre llega casi a su ocaso a finales de 1781, dando paso a varios años de negociaciones entre los bandos participantes que desembocarían en la firma del Tratado de Paz de París el 3 de septiembre de 1783 en el que se reconoce la independencia de los Estados Unidos.

Comienza ahora la difícil tarea de crear un nuevo país.

Washington es ya una figura más que destacada en la incipiente nueva nación, por lo que es elegido como presidente del cuerpo constituyente encargado de redactar la Constitución de los Estados Unidos.

La Asamblea comienza su trabajo en los primeros meses de 1787 y el 17 de septiembre de ese mismo año es aprobada.

k

Imagen de George Washington en un billete de dólar. 

George Washington es elegido Presidente de los Estados Unidos el 4 de Marzo de 1789, aunque no toma posesión de su cargo hasta finales del mes de Abril; cargo en el que permanecerá durante 8 años en los que cimentó las bases de esta joven nación, garantizando su futuro.

Se rodeó de los políticos más capaces de la época (Jefferson y Hamilton), lo que le permitió  asentar las bases de su ideario político; hasta que en el que podría haber sido su tercer mandato decide no presentarse a la reelección (en cierto modo por la oposición que determinados sectores muestran ante la Firma del Tratado Jay con Inglaterra ampliamente beneficioso para éstos últimos y el deterioro de las relaciones con Francia), causando un gran estupor y conmoción en la sociedad estadounidense.

Los siguientes años de su vida los pasará en su casa familiar, dedicándose a su plantación y posesiones, hasta que el 14 de diciembre de 1799 fallece.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame