Expulsión de minorías religiosas durante el reinado de los Reyes Católicos

En un período en los que política y religión estaban estrechamente ligadas y en el que una delgada línea separaba ambas, los Reyes Católicos tratarán de restaurar la unidad religiosa “perdida” en sus territorios.

Para ello tomarán diversas medidas, entre las que destacará la expulsión de judíos y mudéjares que no se convirtiesen al cristianismo de sus territorios.

 

rrcc

 

Se consideraba que la presencia de éstos era una mala influencia para el resto de cristianos que vivían en el reino.

En marzo de 1492 se decretará la expulsión de los judíos, dando un margen de 4 meses para hacerlo en caso de no querer abrazar el cristianismo bautizándose.

No podrán llevarse consigo sus pertenencias (oro, plata, monedas, armas, etc...) por lo que muchos de ellos optarán por convertirse.

Otros marcharán hacia las cercanas Navarra y Portugal, aunque volverán a ser expulsados de esos territorios pocos años después; estableciéndose en diferentes lugares como el Norte de África, Italia, Flandes, etc...

Los siguientes en ser expulsados serán los mudéjares, primeramente los del Reino de Granada, luego los de Castilla (1502) y finalmente los de Aragón (1526).

Algunos se bautizarán, pasando a denominarse moriscos y pudiendo permanecer en el territorio de los Reyes Católicos.

Pero no por convertirse tendrán una vida tranquila y en las mismas condiciones que los cristianos, pues serán sometidos a “controles” y perseguidos por la Inquisición, siempre bajo la excusa de comprobar que su conversión es real y verdadera, y no motivada por otro tipo de intereses.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame