Eróstrato, pirómano para que su nombre perdurara en la historia

Eróstrato o Heróstratos según la fuente consultada, pasará a la historia como el “loco” que quemó el templo de Artemisa en Éfeso (una de las 7 maravillas del mundo antiguo), únicamente por alcanzar notoriedad y que su nombre fuese recordado más allá de su época.

Era un pastor corriente, aunque declaraba que era hijo del fuego, lo que hizo que fuese rechazado varias veces en sus intentos de ser sacerdote de dicho templo.

Su vida giraba en torno al mismo, estaba obsesionado, y cuentan las fuentes que incluso dormía en una cueva excavada en una ladera desde la cual se podía contemplar perfectamente el templo.

Y llegó el 21 de julio del año 365 a.C. y en una noche sin luna logró entrar en el templo burlando a los guardias, cogiendo una de las antorchas del mismo y prendiendo fuego a la estatua de la diosa, un fuego que rápidamente se extendió por todo el templo.

 

eohs

 

Eróstrato fue capturado por los guardias, atado y confinado en un lugar seguro; donde posteriormente fue torturado hasta que confesó la causa por la que hizo tal acto.

Esta causa no era otra que alcanzar notoriedad, que su nombre apareciese en la historia y perdurase más allá de los años; de manera que Atajerjes prohibió que su nombre fuese no sólo escrito o grabado, sino que se le pusiese a cualquier recién nacido, para así evitar que se cumpliese el deseo de Eróstrato. En caso de desobedecer este mandato, el infractor pagaría con su vida tal osadía.

Pero Atajerjes no consiguió su propósito, pues su nombre ha pasado a la historia, incluso definiendo un complejo que tienen ciertas personas por el que ansían lograr fama y notoriedad aunque sea negativa, es decir, aunque sea haciendo el mal o cometiendo actos deplorables.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame