Confucio y su pensamiento

Confucio fue un pensador, filósofo, educador y funcionario chino que vivió entre los años 551 a.C. y 479 a.C.

Su biografía mezcla relatos verdaderos con otros de dudoso origen, siendo muy difícil de discernir cuáles son los que tuvieron lugar realmente y cuáles son fruto de la exaltación de la figura de Confucio por parte de sus discípulos.

Parece ser que nació en el pequeño estado de Lu (actual estado de Shadong) en China, siendo su familia de origen nobiliario, pero empobrecida por los problemas derivados de la inestabilidad política que se vivía en el país.

 

Confucio. The Granger Collection (Nueva York, Estados Unidos).

 

Su verdadero nombre era el de Kong Zi o K´ung-fu-tzu (Maestro Kong), y debido a su origen humilde desempeñó desde muy pequeño los trabajos menos deseados; aunque al ir adquiriendo conocimientos y fama fue desempeñando otros empleos como los de educador (viajó por muchas regiones para transmitir sus conocimientos), Ministro de Obras Públicas y posteriormente Ministro del Crimen, contando las fuentes que ejerció su papel con tanto celo y perfección que acabó con el crimen en la región.

Será un personaje destacado en la época, pero su importancia será mayor después de su muerte, cuando se difunde más aún su pensamiento recogiéndose sus enseñanzas y entrevistas con sus discípulos en las “Analectas” o "Luyu".

El pensamiento de Confucio no deja de ser un pensamiento conservador, basado en las raíces del pensamiento chino, en sus costumbres, tradiciones y el respeto hacia la familia y las autoridades que gobiernan (aunque defiende la insumisión frente a la tiranía de los gobernantes); aunque éstas también deben ejercer su desempeño siguiendo unos principios lógicos que lleven al buen gobierno.

El objetivo del hombre es obtener conocimiento y mostrar su valor mediante la rectitud, el amor y la generosidad, no mediante el uso de la fuerza o las armas.

Todo esto es fruto del clima político-social que vive Confucio en su época, un periodo en el que China se verá envuelto en luchas feudales de distintas familias por obtener el poder y riquezas, con los consiguientes desórdenes y perjuicio para el pueblo llano.

No hay que decir que su pensamiento fue rechazado por los líderes políticos de la época  y abrazado por las clases sociales más desfavorecidas.

En el año 479 a.C. muere en Lu, es enterrado en Qufu, y al año siguiente se levanta un templo en su honor.

 

Qufu Confucius Temple

Templo de Confucio en Qufu. Fuente: www.chinesetimeschool.com

 

El confucionismo (también conocido como confucianismo) por tanto lo podemos clasificar como un pensamiento más que como una religión, una ética o una filosofía que pretende el bien común mediante la buena orientación de las conductas personales, y del buen gobierno.

Se convertirá en filosofía oficial bajo la dinastía Han (206 a.C. – 220 d.C.), gracias a Han Gaozu (primer emperador de la dinastía).

Este pensamiento estará presente en toda la tradición cultural y filosófica china hasta bien entrado el Siglo XX, permaneciendo latente en las bases sociales a pesar de la entrada del comunismo en el país.

En Europa también despertó gran interés, especialmente entre los eruditos, siendo introducida por el sacerdote jesuita Matteo Ricci (fundador de la misión católica en China, astrónomo y oficial matemático para la corte del emperador) entre finales del  siglo XVI y principios del siglo XVII.

 

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame