Conferencia de Berlín (1884)

A finales del siglo XIX África era un continente “desconocido” para las potencias europeas y mundiales, que veían en éste una oportunidad inmejorable de expansión colonial, que les daría prestigio y abriría un mercado de productos exóticos, materias primas, recursos y nuevos puntos comerciales en los que introducir sus propios productos.

Estas potencias se van adentrando en el continente y colonizando diferentes lugares, generalmente con gran importancia estratégica o riquezas en cuanto a materias primas; pero comienzan a surgir los primeros problemas entre potencias que quieren establecer su hegemonía sobre un mismo punto.

Para evitar que estos conatos de conflicto se conviertan en un verdadero enfrentamiento que afecte a Europa, Inglaterra y Francia deciden celebrar una conferencia en la que se trate el tema y se produzca un reparto del continente; algo que organizará el canciller alemán Bismarck.

 

 

Se celebrará en Berlín (Alemania) entre el 15 de noviembre de 1884 y el 26 de febrero de 1885, asistiendo las principales potencias europeas, así como numerosos representantes de países menos “notables” dentro de Europa, el presidente estadounidense y el emperador otomano… prácticamente todas las naciones “desarrolladas”, sin ningún representante del continente africano.

Se llega al acuerdo de que el país que conquiste una zona costera tendrá derecho a ejercer su hegemonía sobre el interior de los territorios conquistados (siempre que posea una fuerza militar lo suficientemente importante como para hacer este control realmente efectivo), libertad de comercio en cualquier territorio conquistado, libre navegación por los importantes ríos Congo y Níger, prohibición de la esclavitud (aunque no de salarios ridículos que en nada diferencian la actividad esclavista de la que se llevaba a cabo)…

 

cb

 

Pero estas disposiciones no hicieron que desaparecieran los conflictos por ocupar los territorios africanos, pues siguieron produciéndose escarceos entre diferentes países en determinadas zonas; aunque esto no fue lo realmente grave, pues las consecuencias que dicho reparto y colonización tuvo para la población africana fueron innumerables.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame