Bartolomé de las Casas

Bartolomé de las Casas fue un fraile dominico, cronista, teólogo y pensador nacido en Sevilla, según algunas fuentes el 24 de Agosto de 1474, según otras fuentes (más fiables) en 1484; si bien es cierto que no hay excesiva seguridad en la fecha exacta, siendo meras aproximaciones a raíz de sus viajes y lo poco que se sabe de su infancia.

Considerado un defensor de la población indígena americana durante los primeros años de la colonización castellana, su vida no siempre fue en favor de los derechos de los indígenas, pues desde que realizó su primer viaje a las Indias en 1502, tuvo “encomiendas” donde explotaba a los indígenas en las minas de oro de la Isla “La Española” y posteriormente en Cuba.

Las “encomiendas” eran realmente una forma de esclavitud “encubierta” a la que se sometía a la población indígena.

c

Bartolomé de las Casas.

Fuente: www.dominicos.com

Pero esta situación va a cambiar en Agosto de 1514, cuando profundamente influido por la predicación pro-indigenista de Antonio de Montesinos termina de tomar conciencia de la barbarie que se está cometiendo en América y decide renunciar a sus “encomiendas”, empezando una “lucha” activa en favor de la población indígena, que cada vez es más explotada, abusada y mermada por los colonizadores castellanos.

Según De las Casas la única causa justa para que los castellanos estén en América es la evangelizadora y propondrá una reforma de las “Leyes de Indias”, pues eran del todo ineficaces frente a los abusos de poder de los colonizadores, proponiendo en cambio la creación de comunidades formadas por colonos y población indígena que habitasen conjuntamente en explotaciones agrícolas (ve mejor este tipo de explotación que las mineras) que sustituyesen a las citadas “encomiendas”.

En su afán de defensa de la población indígena, propone que la mano de obra esclava sea traída de África.

En Diciembre de 1515 consigue entrevistarse con el rey Fernando “El Católico”, y junto a Antonio de Montesinos cuenta las penurias de los indígenas debido a las acciones de los colonizadores, pidiendo que interceda por la mejora de las condiciones de éstos.

m

Monumento a Bartolomé de las Casas. Guatemala.

Fuente: http://xplorandoguatemala.com

Esta petición no es atendida por el monarca, pero De las Casa no va cejar en su empeño, insistiendo una y otra vez en que la conquista debía ser ejercida desde la paz y la evangelización.

Creará en 1516 un plan con el que pretende crear una colonia de manera pacífica mediante la coexistencia de los indígenas y los colonos, que presentará a los regentes tras el fallecimiento del monarca Fernando titulado “Memorial de Remedios para las Indias”, que fracasará debido a su carácter utópico.

Desengañado decide ingresar en la orden dominica en 1522 y retirarse a estudiar, escribir y recapacitar sobre todo lo acontecido en esos últimos años.

En 1527 empieza a escribir su apasionante obra “historia de las Indias”, si bien resulta una obra inacabada en cuanto que pretendía acumular toda la información que tenía de la colonización española en escritos divididos por décadas, y no llega más allá de 1520.

En 1537 tiene de nuevo la oportunidad de llevar a cabo una empresa colonizadora según sus ideas y conciencia, esta vez será en Guatemala y tendrá un gran éxito, pues logró colonizar un territorio sin usar la violencia, simplemente con medios pacíficos, y lo más importante, sin usar el método de la “encomienda”.

Esta exitosa acción llegó a oídos del monarca (Carlos I), y como consecuencia de ello promulga en 1542 las “Leyes Nuevas”, poniendo fin al sistema de “encomiendas”, prohibiendo la esclavitud y liberando a los esclavos existentes (entre otras disposiciones).

En 1540 y tras unas conversaciones con frailes portugueses en Lisboa, toma conciencia de que tan mala y absurda es la esclavitud de los indígenas americanos como la de los africanos, cambiando su forma de pensar respecto a este asunto.

En 1543 De las Casas será nombrado Obispo de Chiapas, donde intentó seguir con la práctica de sus ideas haciendo frente a los colonos y su enfurecimiento por la aprobación de las Leyes Nuevas, lo que llevó al fracaso instantáneo.

Regresó a España de manera definitiva al poco tiempo, en 1547.

A comienzos de los años ´50 del siglo XVI tendrá lugar su agrio combate con Juan Ginés de Sepúlveda, que defendía lo oportuno de la esclavitud de los indígenas americanos y la legitimidad de la conquista frente a las ideas de De las Casas, en lo que se llamaría la “Controversia de Valladolid”, de la que no habría un vencedor, pues el tribunal que regulaba este “combate” dialéctico, nunca se pronunció.

En 1551 será nombrado “Procurador de indios”, título por el cual se encargaba de transmitir todas las quejas recibidas por la población indígena a las autoridades correspondientes.

Terminará de escribir su famosa obra “Brevísima relación de la destrucción de las indias”, un alegato en contra de los abusos perpetrados por los colonizadores, en 1552.

Finalmente fallecerá en Julio de 1566 en Madrid.

portada

Portada de "Brevísima relación de la destrucción de las Indias". Bartolomé de las Casas.

Fuente: http://blogs.ua.es

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame