Bagan, la ciudad de los 2.000 templos

La ciudad de Bagan (anteriormente llamada Pagan) se encuentra en la actual Myanmar, y fue creada por el pueblo Pyu en el 108, convirtiéndose en la capital del primer imperio birmano en el 1044 tras la unificación llevada a cabo por el rey Anawrahta.

La ciudad estaba rodeada de una muralla con 12 puertas de entrada y entre 9 y 15 metros de altura, en cuyo interior residía la familia real y su corte, junto al resto del pueblo.

Va a desarrollarse como el auténtico centro comercial, religioso y cultural de la zona.

Es conocida con el sobrenombre de la ciudad de los 2.000 templos, pues alberga algo más de ese número en apenas 41 kilómetros cuadrados; aunque en su época de máximo esplendor llegó a alcanzar la cifra de 5.000.

Estas edificaciones serán templos, dedicados al culto y la meditación; pagodas, en las que sólo se realizaba el culto y estupas, realizadas como conmemoración de algún acto heroico (raramente) o en recuerdo de buda.

 

 

Del conjunto destacarán los siguientes templos:

-Pagoda Shwezigon.

-Templo Nath Laung Kyang.

-Templo Dhammayangyi.

-Templo  Ananda.

-Templo Thatbyinnyu.

-Templo Mahabadhi.

 

xd

Foto: Stefan Grünig

 

La construcción de estos edificios se hacía en ladrillo, dejando los materiales más nobles para la decoración, destacando la piedra para las exteriores y las pinturas para los interiores.

Los mongoles invadirán la ciudad alrededor del 1287, con lo que empezará su declive, para posteriormente ser abandonada.

En torno a las teorías sobre el abandono de la ciudad corren diversas teorías más o menos plausibles que oscilan entre la deforestación como principal causa debido a la ingente necesidad de leña de sus pobladores, y la más aceptada del declive económico de la dinastía reinante.

Estos templos han permanecido habitados hasta no hace mucho, y la zona ha vivido un boom turístico que pone en duda su conservación.

Si a esto le unimos la falta de profesionales cualificados en la zona que han actuado libremente a la hora de reconstruir los templos, y los gobiernos totalitarios que han dirigido el país, mayoritariamente durante las últimas décadas; tenemos la ecuación perfecta para dilucidar la causa por la que esta maravilla todavía no es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame