Antoni Gaudí

Antoni Gaudí va a ser reconocido como uno de los principales exponentes (sino el que más) del modernismo catalán y europeo de los siglos XIX y XX, traspasando por su originalidad y expresión cualquier concepto o estilo predeterminado, creando realmente un estilo propio inigualable.

Nació el 25 de Junio de 1852, si bien su lugar de nacimiento no está claro, ya que unos biógrafos lo sitúan en Reus (donde se encuentra su partida bautismal) y otros en Riudoms, siendo ambas 2 pequeñas localidades de Tarragona (España).

El propio Gaudí no aclararía este hecho en vida, pues unas veces decía que era de un sitio y otras, del otro.

Lo que si es cierto y comprobable es que desde pequeño tuvo una gran fascinación por la naturaleza y sus formas, así como por la expresión artística, ya que se dedicó a ilustrar la revista escolar “El arlequín”, que llevaba junto a sus compañeros.

s

Gaudí.

Fuente: www.elcaprichodegaudi.com

Nunca destacó por ser un alumno excesivamente brillante, pero si por su gran imaginación, algo que comprobaremos años después observando sus obras.

En 1868 se traslada a Barcelona y en 1874 se matricula en Arquitectura, graduándose 4 años después, en 1878.

Le influirá notablemente la obra de Viollet-le-Duc, Ruskin y Haeckel.

Barcelona vive unos años de esplendor debido al auge de la burguesía comercial e industrial, el comercio transoceánico, el ferrocarril, el comercio textil, etc… Este esplendor económico se traducirá en un esplendor cultural, debido al apoyo de algunas de estas familias burguesas adineradas a los artistas de la época; un apoyo que redundará en el resto de la población.

Empieza por esta época a elaborar sus primeros diseños (un candelabro con fines ornamentales, la entrada de un cementerio y un depósito de agua) y a recibir sus primeros encargos, aunque algunos se quedan en eso, meros encargos que finalmente no se llevarán a cabo.

Gaudí conocerá a Eusebio Güell en 1879, quien actuará como mecenas del artista.

Entre los años 1883 y 1890, nos encontraremos a un Gaudí comedido, que mezcla estilos diferentes y que sin duda, está tratando de encontrar el suyo propio.

Comienza la Sagrada Familia en 1883, la obra que como veremos más adelante, le absorberá por completo durante toda su vida, su verdadera obra maestra.

De este año es también la Casa Vicens, con un estilo hispanoárabe marcado por la influencia orientalista (mudéjar, persa y bizantino) con muchas líneas rectas y una decoración basada en azulejos. Será su primera gran obra.

l,

Casa Vicens. Gaudí.

Fuente: www.gaudiallgaudi.com

Entre 1886 y 1891 realizará el Palacio Güell, encargo del político, industrial y mecenas del mismo nombre, y que será concebido como una ampliación a la casa familiar que poseían en la zona; obteniendo como resultado un edificio funcional, capaz de albergar la vida familiar con la intensa vida social y cultural de la familia Güell.

Entre 1900 y 1917 su estilo empieza a ser más personal, más modernista y más propio.

De estos años serán las construcciones del Parque Güell en unos terrenos adquiridos por el conde Güell en 1899, donde Gaudí concibió un complejo con sentido religioso y nacionalista, aunque también de contacto con las formas de la naturaleza, perteneciendo a la etapa naturalista del autor.

g

Vista de la entrada del Parque Güell. Gaudí.

Fuente: www.conocerbarcelona.com

La Casa Batlló, construida entre 1904 y 1906 se entiende como la obra donde la plenitud de Gaudí se puede observar con mayor esencia, puesto que además de arquitecto, también ejerce de escultor y diseñador.

d

Fachada de la Casa Batlló. Gaudí.

Fuente: www.dondeviajar.net

Tras esta casa realizará la Casa Milá (1906-1910), conocida también como “La Pedrera”, donde las formas abstractas e imposibles toman posesión de las líneas constructivas; destacando la maravillosa fachada que la caracteriza.

a

Atrio de la Casa Milá. Gaudí.

Fuente: www.wikipedia.com

 

A partir de aquí, su verdadera obsesión va a ser la Sagrada Familia, a la que se dedicará por completo entre 1917 y 1926, una obra maestra, inconclusa, fruto de su imaginación y su religiosidad.

d

Sagrada Familia. Gaudí.

Fuente: http://museografo.com

El 10 de Junio de 1926 Gaudí morirá atropellado por un tranvía en plena calle sin lograr acabar la obra de su vida.

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame