Alcides Ghiggia, figura del "Maracanazo"

En plena celebración del Mundial de fútbol de Brasil, no se deja de hacer alusión (por parte de los periodistas y los aficionados) al tan sonado “Maracanazo” que tuvo lugar en la final del Campeonato del Mundo que se celebró en el mismo país en 1950.

Si destaca una figura en ese hito, no es otra que la de Alcides Edgardo Ghiggia, un hábil y rápido extremo nacido en Montevideo (Uruguay) el 22 de diciembre de 1926.

Como futbolista jugó en equipos uruguayos como Institución Atlética Sud América, Danubio y Peñarol; vistiendo también la camiseta de los equipos italianos de Milan y Roma; además de vestir las de los seleccionados nacionales de Uruguay e Italia (pues tenía orígenes del país trasalpino).

 

ag

Imagen:Cristophe95.

 

Pero como dijimos antes, pasó a la historia por su gol con la selección uruguaya ante la anfitriona Brasil en la final del mundial de 1950, en la que ambas selecciones se jugaban el título y en la que partía con clara ventaja Brasil, a la que un empate le servía para levantar el trofeo ante su público; unos 174.000 espectadores que se reunieron en el estadio Maracaná de Río de Janerio para ver a su equipo proclamarse campeón.

Pero el fútbol suele deparar sorpresas y finales imprevisibles, más aún cuando Brasil se ponía con ventaja en el minuto 47 de partido con un gol de Friaca, al que respondió Juan Schiaffino en el 63 con el empate... y nuestro protagonista, Ghiggia en el 79 con el definitivo 1-2, que daba el título mundial a la selección charrúa.

Maracaná y Brasil enmudecieron, como dijo el propio Ghiggia: “Maracaná lo silenció 3 personas: el Papa, Frank Sinatra y yo”.

Sin duda, uno de los grandes protagonistas de la historia de los mundiales.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame