Piel humana cultivada

Un equipo internacional liderado por el King´s College de Londres y el Centro Médico para Veteranos de San Francisco ha desarrollado la primera epidermis_la capa más externa de la piel_ cultivada en laboratorio con una barrera de permeabilidad funcional similar a la de la piel real.

La nueva epidermis, cultivada a partir de células madre humanas pluripotentes ofrece una alternativa rentable como modelo de laboratorio para las pruebas de medicamentos y cosméticos; también podría ayudar a desarrollar nuevas terapias para afecciones y trastornos de la piel.

La epidermis forma una barrera de protección entre el cuerpo y el entorno externo, evitando la evaporación del agua y la entrada de microbios y toxinas. Los ingenieros de tejidos no habían sido hasta ahora capaces de recrear la función de barrera de la piel, necesaria para las pruebas de medicamentos. También se habían visto limitados al producir un modelo de piel in vitro por la cantidad de células que pueden cultivarse a partir de una muestra de tejido proveniente de una biopsia.

El nuevo estudio, publicado en la revista Stem Cell Reports , describe el uso de células madre pluripotentes inducidas humanas (IPSC) para producir un suministro ilimitado de queratinocitos puros _el tipo celular predominante en la capa más externa de la piel _ que coinciden estrechamente con queratinocitos generados a partir de células madre embrionarias humanas (hESC) y queratinocitos primarios de biopsias de piel. Estos queratinocitos se utilizaron luego para la fabricación de equivalentes epidérmicos 3D en un entorno de humedad decreciente, indispensable para construir una barrera de permeabilidad funcional, de modo que se evitase la pérdida de humedad, y la entrada de productos químicos, toxinas y microbios.

Una comparación de los equivalentes epidérmicos generados a partir de IPSC, células madre y queratinocitos humanos primarios (células de la piel) con biopsias de piel no mostró ninguna diferencia significativa en sus propiedades estructurales o funcionales comparadas con las de la capa más externa de la piel humana normal.

La Dra. Teodora Mauro, líder del equipo SFVAMC, dice: "La capacidad de obtener un número ilimitado de unidades idénticas genéticamente, puede ser utilizada para estudiar una serie de condiciones en las que la barrera de la piel es defectuosa debido a mutaciones en genes implicados en su formación, tales como la ictiosis (piel seca, escamosa) o dermatitis atópica. Podemos utilizar este modelo para estudiar cómo la barrera de la piel se desarrolla normalmente, cómo se ve afectada por diferentes enfermedades y cómo podemos estimular su reparación y recuperación ".

El Dr. Dusko Ilic, líder del equipo en el Kings College de Londres, dice: "Nuestro nuevo método se puede utilizar para desarrollar cantidades mucho mayores de equivalentes epidérmicos humanos cultivados en laboratorio, y por lo tanto se podría usar ampliamente para las pruebas comerciales de medicamentos y cosméticos. Se podrían cultivar Equivalentes epidérmicos que representen diferentes tipos de piel, dependiendo de la fuente de las células madre utilizadas, adaptándose así a distintas condiciones y sensibilidades de la piel correspondientes a diferentes poblaciones".

Visto en Science Daily.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame