Los cañones de los acorazados

Los acorazados fueron los barcos de guerra más importantes, grandes y caros durante la primera mitad del siglo XX. Tenían al mismo tiempo una gran armadura, buena velocidad y poderosos cañones. Representaron el poderío naval hasta que en la Segunda Guerra Mundial, especialmente en las batallas entre USA y Japón en el Pacífico, se vio la superioridad del portaaviones.

USS Iowa firing

Sin duda lo más representativo de los acorazados y los cruceros (acorazados con menores blindajes) eran sus impresionantes cañones. Los calibres más usuales fueron los de 380mm y los de 406mm en los estadounidenses.

Todo el barco estaba diseñado alrededor de estas impresionantes piezas. La disposición más común era colocar dos torretas delante y una detrás. Cada torreta con tres cañones independientes en altura. Cuando se disparaba una salva, como en la imagen, cada cañón estaba regulado a una altura ligeramente distinta para conseguir que los nueve proyectiles cayeran distribuidos y aumentar las probabilidades de que un proyectil impactara.

Iowa diagrama

Los cañones de los acorazados clase Iowa, que llegaron a estar en servicio hasta principios de los años 90, tenían un alcance de unos 40km, los proyectiles pesaban entre 850 y 1.200kg. Disparando al alcance máximo el proyectil tardaba un minuto y medio en hacer blanco. Cada torreta requería entre 85 y 110 hombres para operarlas.

Este antiguo documental de unos 10 minutos, en inglés, explica paso a paso el proceso de disparar uno de los cañones.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame