Las casas m√°s eficientes, Passivhaus

El principal consumo de una vivienda se gasta en la climatización, ya sea para calentarla en invierno o enfriarla en verano. Por eso las casas más eficientes energéticamente son las que están mejor aisladas.

La idea Passivehaus lleva el concepto de un buen aislamiento al extremo.

Passivhaus es una palabra alemana que significa casa pasiva, es un estándar para la construcción de viviendas energéticamente eficientes, confortables y asequibles al mismo tiempo. Es la norma que siguen las edificaciones más avanzadas como por ejemplo las que compiten en la Solar Decathlon.

El aislamiento de las paredes pasa de ser de unos 3-5 cm de espesor a ser de 30 e incluso 50 cm de espesor y las ventanas tienen triples cristales con rotura de puente térmico.

Para maximizar el aislamiento se evita cualquier entrada de aire, en especial se vigilan los huecos de ventanas y puertas para que sean muy estancos al paso del aire.

La renovación del aire necesaria se consigue a través de un intercambiador que toma hasta el 80% de la energía del aire viciado que se expulsa para dársela al aire fresco nuevo que entra.

Se tiene en cuenta la orientación de las ventanas, minimizando las que miran al norte y estudiando el óptimo porcentaje de aberturas al sur según el estudio de ganancias y pérdidas a lo largo del año.

Con estas medidas se consigue que el máximo aporte energético de calefacción sea menor a 10 W/m2 cuando lo normal es que se necesiten unos 100 W/m2 en climas fríos. Esta energía es tan baja que se puede distribuir por el sistema de renovación de aire sin necesidad de complicadas instalaciones de calderas centrales y distribución de agua.

El aumento del coste de la construcción se amortiza en poco tiempo por el menor consumo.

Una ventaja añadida que se ha podido comprobar con el uso es que al estar controlada la renovación del aire no hace falta abrir las ventanas y la casa permanece mucho más limpia de polvo.

Otra ventaja derivada de el gran espesor del aislamiento es que los paneles de fachada pueden ser autoportantes simplificando la construcción como hemos visto en la casa Cubo.

Para ser considerado una casa pasiva (passivhaus) se tienen que cumplir:

1. La energía de calefacción o de refrigeración no puede superar los 15 Kwh/m2 al año o 10 W/m2 de pico de demanda. En el caso de refrigeración se permite un poco más para la deshumidificación.

2. La demanda de energía primaria, el consumo total de todas las instalaciones, no debe superar los 120 Kw/h/m2 al año.

3. La estanqueidad al aire no debe superar los 0,6 renovaciones a la hora a una presión de 50 Pascales verificado mediante ensayo.

4. El confort térmico debe de conseguirse en toda la superficie habitable.

Más información en la página de la Passive House Institute.

 

Casas eficientes. Aulafacil.com

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame