La vitamina B3 podría haber llegado a la Tierra por los meteoritos

La vitamina B3 podría haber llegado a la Tierra gracias a los meteoritos ricos en carbono.

Es difícil de evaluar la conexión entre los meteoritos y el origen de la vida. Por ejemplo la vitamina B3 podría haberse creado de una manera no biológica en la propia Tierra, pero también es posible que otra fuente de vitamina B3 pudiera haber ayudado. La vitamina B3 es un precursor de la nicotinamida adenina dinucleótido, una coenzima que está presente en todas las células y es esencial en la producción de energía, de ahí su importancia para determinar el origen de la vida. 

Varios estudios han encontrado vitamina B3 en muestras de meteoritos. Un nuevo estudio analizó ocho muestras diferentes de meteoritos ricos en carbonos y encontraron niveles de entre 30 y 600 partes por miles de millones. Por primera vez también encontraron ácidos piridina dicarboxílicos.

Los científicos creen que el sistema solar se formó cuando una densa nube de gases, polvo y hielo se colapsó bajo su propia gravedad. Los montones de polvo y hielo se agregaron a los cometas y asteroides, algunos de los cuales chocaron entre sí para formar objetos o planetoides del tamaño de la luna, y algunos de ellos finalmente se fusionaron para convertirse en planetas.

El espacio está lleno de radiación de las estrellas cercanas, así como de los eventos violentos en el espacio profundo, como la explosión de estrellas y agujeros negros devorando materia. Esta radiación podría haber alimentado las reacciones químicas en la nube (nebulosa) que formó el sistema solar, y algunas de esas reacciones puede haber producido moléculas biológicamente importantes como la vitamina B3.

Los asteroides y los cometas se consideran más o menos restos primitivos de la formación de nuestro sistema solar, y muchos meteoritos son muestras muy apreciadas de los asteroides que llegaron a la Tierra. Sin embargo, algunos asteroides son menos primitivos que otros. Los asteroides pueden ser alterados poco después de que se forman por reacciones químicas en el agua líquida. A medida que crecen, los asteroides incorporan material radiactivo presente en la nebulosa del sistema solar. Si el material radiactivo se acumula suficientemente en un asteroide, el calor producido a medida que decae será suficiente para derretir el hielo en el interior del asteroide. Los investigadores pueden determinar cuanto de alterado por el agua fue un asteroide mediante el examen químico y mineralógico de las firmas de alteración del agua en los meteoritos de los asteroides.

Visto en Science Daily.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame