Estudio sobre la felicidad

Todos buscamos la felicidad pero hay unas maneras más efectivas que otras. Un método es mediante metas concretas y específicas de generosidad. Por ejemplo hacer sonreír a alguien o aumentar el reciclaje en vez de las similares pero menos concretas hacer feliz a alguien o salvar el medio ambiente, como muestra un reciente estudio.

La razón es que cuando perseguimos metas concretas nuestras expectativas de éxito son más probables de convertirse en realidad, mientras que las expectativas irrealistas y abstractas no nos proporcionan felicidad.

Como señalan los investigadores, la búsqueda de la felicidad es una de las misiones más importantes en la vida, y la felicidad es a menudo considerado como un sello distintivo de la salud psicológica. Pero es más misterioso y complejo de lo que la mayoría de la gente podría imaginar - y no siempre fácilmente alcanzable.

Aunque el deseo de felicidad personal puede estar claro, el camino hacia su logro está indefinido. Una de las razones para esta ruta confusa hacia la felicidad es que aunque la gente suele pensar que saben lo que lleva a la felicidad, sus predicciones sobre lo que les va a hacer felices a menudo son inexactas.

Una forma poco apreciada para aumentar la propia felicidad es centrarse en elevar la felicidad de los demás. Pero, ¿Cómo hacerlo? ¿Son algunos actos de generosidad mejores para aumentar la felicidad personal que otros?

Para responder a esta pregunta, los investigadores llevaron a cabo seis experimentos con 543 personas a partir de estudios de laboratorio y datos de encuestas nacionales. El nivel de abstracción de la meta "prosocial" de cada uno era el factor crítico de interés. Los actos prosociales se definen como conducta voluntaria destinada a beneficiar a otra persona.

Los resultados mostraron que los actos diseñados para mejorar el bienestar de otros conducen a una mayor felicidad para los que dan cuando esos actos están asociados con propósitos concretos, metas prosociales como opuestos a metas abstractas prosociales, a pesar de la intuición de las personas de lo contrario.

Por ejemplo, un experimento que involucraba el trasplante de médula ósea podía centrarse en si el donante lo hacía para dar una mayor esperanza, objetivo abstracto, o para dar una mayor oportunidad de encontrar un donante, objetivo concreto, hacía al donante más feliz.

La respuesta, ayudar a otro a encontrar un donante dio como resultado más felicidad para el donante ya que la percepción para el donante es que sus actos satisfacen mejor las expectativas de ayudar a otra persona. 

Visto en Science Daily.

 

Felicidad. Aulafacil.com

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame