El gato de Schrodinger

El gato de Schrodinger es un experimento imaginario concebido en 1935 por el físico austriaco Erwin Schroginger para exponer la paradoja que se da en la mecánica cuántica.

Hay que imaginar que tenemos una caja cerrada y opaca con un gato dentro junto con una botella de gas venenoso y un dispositivo que provoca que el veneno se libere el 50% de las veces. Al terminar el tiempo establecido hay una probabilidad del 50% de que el dispositivo se haya activado y que el gato esté muerto, y la misma probabilidad de que el dispositivo no haya activado el veneno y el gato esté vivo.

Para la mecánica cuántica el gato esta a la vez vivo y muerto hasta que el observador no abra la caja. Podríamos decir que su función de onda será el resultado de la superposición de los estados vivo y muerto. Mientras que en la descripción clásica del sistema el gato estará vivo o muerto antes de que abramos la caja.

En la mecánica cuántica el sistema se encuentra en una superposición de los estados posibles hasta que interviene el observador. El paso de una superposición de estados a un estado definido se produce como consecuencia del proceso de medida y no puede predecirse el estado final, solo la probabilidad de obtener cada resultado. 

Esta misma paradoja ya la hemos visto cuando hablamos del experimento de la luz y las dos rendijas en el que la luz se comportaba como onda o como partícula según la observáramos.

Hay diferentes interpretaciones para explicar esto, algunas incluyen la existencia de múltiples universos paralelos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame