Simplificar, simplificar, simplificar

Al cerebro humano le gusta simplificar. Los consumidores contínuamente simplifican, por ejemplo cuando salen para cenar piensan en varias posibilidades, chino, mexicano, carne, pescado y de esa forma clasifican los restaurantes simplificando la decisión.

En gestión de empresas suele ser una buena idea simplificar, especialmente simplificar la comunicación.

Una comunicación contundente y  sencilla suele ser necesaria para conseguir sobresalir entre miles de mensajes publicitarios.

Un buen ejemplo de la simplificación es utilizar un posicionamiento muy concreto y rotundo.

Incluso si nos fijamos las empresas simplifican en sus colores corporativos. Lo típico es que el líder y seleccionen el rojo y el azul. Por ejemplo el banco Santander tiene como color corporativo el rojo y el BBVA el azúl. Vodafón el rojo y Telefónica que tenía varios colores han decidido ser los azules.

El último diseño de las tiendas de Vodafón está simplificado en rojo y blanco. Y el diseño está bastante simplificado, han optado por una estética minimalista.

Un curioso ejemplo de simplificación lo encontramos en muchos anuncios o comerciales de televisión en los que podemos observar como se ha simplificado el diseño y los colores que aparecen. Si nos fijamos mucha de la publicidad televisiva está simplificada en un color básico y uno complementario. Por ejemplo, muchos anuncios podemos ver que están diseñados en un color básico como el rojo, de los cereales "especial K" o anuncios en amarillo o azu

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame