Publicidad emocional

En la actualidad una gran parte de la publicidad no utiliza para vender argumentos racionales, no trata de convencer mediante la lógica, las funciones o utilidades del producto.

Si observamos muchos de los anuncios de la televisión tratan de vender utilizando los sentimientos y las emociones.

En mercados muy competitivos, donde los productos de las distintas marcas en realidad son muy parecidos, una buena opción es utilizar los sentimientos. Apelar a las emociones y relacionarlas bien con el producto suele ser una buena estrategia de marketing.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame