Publicidad comparativa

La publicidad comparativa es aquella en la que se menciona expresamente el nombre de un competidor.

En algunos países es perfectamente legal mientras que en otros no está permitido.

En España desde la Ley General de Publicidad está permitida la Publicidad Comparativa siempre que lo que se diga del competidor sea demostrable y  sean competidores y características significativas. Por tanto, en España puedes emplear este tipo de publicidad pero tienes que poder demostrar tus afirmaciones sobre otras empresas.

La Publicidad Comparativa puede ser muy útil sobre todo para empresas que tienen un producto superior o pueden vender más barato que el líder. Enfrentándose por ejemplo directamente con el Líder se posicionan rápidamente y se colocan en el terreno de juego. En este caso el terreno de juego es la mente del consumidor.

La publicidad comparativa es una herramienta muy valiosa para enfrentarse directamente al líder. También puede ser muy útil para pequeñas empresas que quieren destacar o construir un posicionamiento aprovechando la imagen de una gran empresa.

Y cuando nuestro producto realmente tiene una ventaja sobre los de la gran empresa, este tipo de publicidad nos puede colocar rápidamente en la mente del consumidor como la alternativa.

El enfrentamiento entre dos competidores como Pepsi contra Cola Cola muchas veces no perjudica las ventas de los dos contendientes sino que polariza la atención de los consumidores en esa dos empresas y disminuyen las ventas de otros pequeños competidores.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame