Promociones de venta

Una buena idea suele ser experimentar con varias promociones de venta.

Por ejemplo, los supermercados presentan ofertas con productos a precio reducido, pero con ciertas condiciones. Por ejemplo, para conseguir la oferta es preciso comprar dos unidades. En otras ocasiones para conseguir el precio rebajado hay que comprar un mínimo de 6 unidades.

Algunas de estas promociones pueden incrementar mucho las ventas.

También es una buena idea experimentar fijando un máximo de unidades por cliente. Esta promoción transmite la idea de ser un gran descuento que tendrá mucha  demanda, y por eso está limitada a un número máximo de producto. Y además, incita a ciertos clientes a comprar el mayor número permitido aunque en principio pensaran comprar menos.

Un buen consejo es, experimentar, experimentar, experimentar.

Se pueden hacer muchos experimentos con pocos recursos. Muchas de las empresas de éxito se diferencian precisamente porque constantemente están aprendiendo mediante experimentos.

Se agradecen los comentarios

Saludos cordiales

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame