Economías de escala

Admito que soy un fanático de las economías de escala. Cada vez que un emprendedor me habla de un pequeño hotel rural, le pido que estudie bien el plan de negocio. Un hotel rural puede ser una buena idea, pero suelen tener un problema de estacionalidad y unos costes fijos altos en relación a los ingresos.

Seguramente es posible hacerse rico con un pequeño hotel rural, pero la mayoría de los ricos hoteleros tienen grandes hoteles urbanos o grandes complejos hoteleros en buenas playas.

Mi opinión es, en caso de duda, caballo grande. Supone un gran esfuerzo gestionar un hotel o un restaurante. Y ya que tenemos que llevar una contabilidad, hacer publicidad, diseñar una carta atractiva, tener una buena comida, comprar provisiones y otras muchas tareas, mejor compensarlo con ingresos importantes de un restaurante grande.

Existirán muchas casos en los que no se cumpla, pero en principio para hacerse rico mejor pensar en grande. Y siempre tener en cuenta los costes fijos y por tanto, las economías de escala.

En marketing también, es una ventaja tener por ejemplo una cadena de establecimientos y repartir los gastos de marketing entre muchas tiendas o restaurantes.

Por ejemplo, las cadenas de restaurantes en franquicia, como McDonalds pueden realizar grandes campañas, un marketing profesional y anuncios en televisión. Cuando son muchos establecimientos, pueden hacer campañas de marketing muy efectivas y con un coste por restaurante menor. Las cadenas grandes también tienen ventajas.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame