Castigado contra la pared el que diga "Calidad"

La calidad es un tema fundamental en la empresa.

Pero es típico en las empresas y especialmente en las campañas de publicidad, hablar en genérico de la calidad. Decir por ejemplo, en un anuncio solo calidad, experiencia y profesionalidad, sin más datos. 

Se ha utilizado tanto la palabra calidad que ha perdido su sentido. Como muchos anuncios hablan de calidad, decir simplemente calidad, sin más datos, no aporta nada al cliente. El cliente no se lo cree.

El típico anuncio que no funciona es el que dice "calidad, experiencia, profesionalidad", pero nadie se lo cree. Son anuncios a los que le faltan explicaciones o imágenes que aporten credibilidad.

Si vemos los anuncios de productos de belleza de las grandes empresas no dicen calidad, dicen "la crema  tomcruise de superplacenta disminuye las arrugas en un 20% en 7 días".

En el  siguiente anuncio de Dove, los testimoniales, la explicación con el dibujo de la piel y el dato de los 10 días aportan credibilidad al anuncio. 

http://youtu.be/pTx0cSRd2RY

 

http://youtu.be/u_tC0FtHK3E

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame