Alucina vecina

Dicen que el pecado capital de los españoles es la envidia.

Para vender productos podemos utilizar diferentes motivaciones. Desde las motivaciones más básicas, por ejemplo “esta comida alimenta”, “con este vestido no pasarás frío”, “esta bebida quita la sed” a las más sofisticadas.

Actualmente la mayoría de las  marcas utilizan motivaciones sociales, psicológicas, diferentes sentimientos para vender los productos.

En realidad pocos automóviles se compran hoy simplemente para ir de un sitio a otro. Los compradores muchas veces dan explicaciones racionales para justificar su compra, pero en realidad han comprado un determinado modelo para sentirse triunfadores, enseñarlo con orgullo a los vecinos, conquistar a la guapa del pueblo, sentirse un hombre poderoso y otros muchos motivos psicológicos y sociales.

El siguiente video es un buen ejemplo de publicidad de hace años. Publicidad muy efectiva que utiliza motivaciones sociales incluso en los niños.

Alucina vecina. Con esta muñeca matarás de envidia a tu vecina. Es uno de los pocos anuncios que recuerdo de esa época.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame