Automatización de la agricultura

La madurez alcanzada por algunas tecnologías, como los microprocesadores, junto con otras tecnologías nuevas como Internet y la transmisión de datos por redes inalámbricas esta transformado nuestro mundo. Vamos a ver el caso de la agricultura industrial y lo que el mercado ofrece hoy en día a los agricultores. 

La agricultura a gran escala ya hace mucho tiempo que se mecanizó, ahora ha llegado el momento de aprovecharse de todas las nuevas tecnologías para hacerse más productiva.

El trabajo que hay que hacer es básicamente realizar pasadas sucesivas por el terreno con un tractor, lo que cambia es el útil que remolca que unas veces siembra, otras dispersa productos químicos y otras cosecha. A esta escala y una vez realizado el gasto de la compra de la maquinaria, los principales gastos son el del combustible y el de los productos químicos por eso los nuevos sistemas están orientados a asegurarse que el movimiento de los tractores sea el mínimo necesario.

Lo primero que podemos hacer hoy en día es dotarlo de una guía GPS que nos dirá si vamos por la senda correcta o no. El sistema consiste en la antena GPS con el receptor y un indicador que se pone en el parabrisas. En este caso el conductor sigue teniendo el control y solo recibe indicaciones.

Como el trabajo a realizar es muy repetitivo ya hay sistemas no solo de guía sino de conducción automáticos. Por ejemplo la multinacional del sector John Deere tiene el sistema iTec pro que controla al tractor conduciéndolo por las sendas con el mínimo recorrido posible, incluido los giros al final de la calle. También controla el útil que arrastra para apagarlo cuando se llega al final de la calle y activarlo de nuevo con la siguiente calle. El conductor solo revisa que todo esté correcto. En este enlace a su página podéis ver un vídeo con el sistema. Comercializan kits que son adaptables a tractores sin guía o incluso de otros fabricantes. Básicamente es el GPS, una pantalla y un volante motorizado que sustituye al antiguo.

Pero se puede llegar más lejos, dotando a los tractores con comunicación de inalámbrica las posibilidades se multiplican. Por ejemplo el tractor puede enviar automáticamente información de su estado directamente al fabricante como parte del mantenimiento preventivo. Enviando su posición se puede tener un mejor control de los trabajos. También podemos procesar, con un software específico, la información que nos llega de los tractores y llevar la gestión a otro nivel en el que actuamos en tiempo real sobre aspectos como la logística, los rendimientos, el mantenimiento y los aspectos específicos agrónomos.

Para terminar os dejo con un vídeo de John Deere con su visión del futuro. La verdad es que prácticamente todo se puede hacer ya excepto las pantallas transparentes tipo Minority Report.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame