Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
martes, 24 octubre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Principios Lean

1. VALOR: Aquello por lo que el cliente final está dispuesto a pagar.

Lo primero que hay que conocer es qué aporta valor a un determinado producto o servicio. El valor de un producto lo establece el cliente final y lo crea el fabricante o suministrador, adaptándose a las necesidades del cliente.

Podemos definir valor como “todo aquello que hace que se cumplan las funcionalidades esperadas por el cliente, con un nivel de calidad esperado, a un coste esperado y en un plazo de tiempo esperado”.

 

2. CADENA DE VALOR: Pasos a seguir para crear valor.

La cadena de valor es el conjunto de acciones (con y sin aporte de valor) necesarias para obtener un determinado producto o servicio. Llegaremos a obtener ese producto a través de las tareas de gestión principales:

  • Tarea de resolución de problemas: Desde el diseño hasta el lanzamiento del producto.
  • Tarea de gestión de la información: Desde la recepción de pedidos hasta la planificación de la expedición.
  • Tarea de transformación física: La transformación desde materias primas hasta producto terminado.

Para ello se utiliza la herramienta llamada “Value Stream Mapping (VSM), que no es más que una descripción gráfica de la cadena de valor que utiliza símbolos estandarizados para establecer un lenguaje común en el análisis de procesos.

 

3. FLUJO CONTINUO: Pasos para crear valor en flujo continuo.

Se entiende por flujo continuo la fabricación de piezas una a una, pasando cada una de ellas inmediatamente al proceso siguiente sin interrupciones.

Buscamos crear flujo continuo con las actividades que forman la cadena de valor de forma que la pieza no quede inmovilizada como inventario.

Para conseguir este flujo continuo es necesario fabricar al ritmo de la demanda (“takt time”).

El “Takt Time” se define como el tiempo en el que necesitan los clientes el producto.

El “Takt time” de un proceso, que fabrique productos de uno en uno, a ritmo constante durante el tiempo disponible, es el tiempo que transcurre entre la fabricación de dos productos consecutivos para poder coincidir con la demanda (es decir, frecuencia).

Da una idea de la velocidad ideal de producción para no tener sobreproducción y satisfacer la demanda del cliente.

Por otro lado, es necesario, siempre que se pueda, establecer flujos pieza a pieza (“One piece flow” o OPF) entre procesos, de manera que no existan interrupciones del flujo.

El flujo pieza a pieza (OPF) elimina tiempos sin valor añadido y reduce la necesidad de espacio ya que disminuye el stock.

 

FLUJO CONTINUOFLUJO CONTINUO

Fig. 7. Flujo por lotes frente al Flujo continúo

 

 

4. SISTEMA DE FABRICACIÓN PULL: Producir contra la demanda.

Producir lo que se ha vendido. Los sistemas Lean buscan ajustar su producción a un sistema “pull”. Hay 3 maneras de producir:

  • Contra pedido.

El producto no se fabrica hasta que los clientes han realizado un pedido.
La planificación se hace tras recibir las órdenes. Para que esto sea posible, es imprescindible que:

  • El “Lead Time” del proceso sea inferior al plazo de entrega comprometido con los clientes.
  • La capacidad productiva se adecue a la carga de pedidos en un periodo determinado.
  • Contra previsiones.

Los productos se fabrican contra un plan maestro (MPS).
El Plan Maestro se establece en base a las previsiones de venta. Estas previsiones se basan en históricos o en intuiciones de marketing.

Esta forma de producir es el origen de la sobreproducción, y representa los sistemas“push”.

Suele ocurrir que las previsiones sean erróneas, por lo que hay que revisarlas continuamente y cambiarlas. Además, cuanto más lejano sea el horizonte de previsión, menos fiables será el Plan Maestro.

c) Producción contra demanda real.

Los productos se fabrican para reemplazar los productos vendidos.
La planificación se hace en base al consumo de los productos. Es la situación deseada, y representa los sistemas “pull”.

Los sistemas “pull” requieren de disciplina, activan la producción y el movimiento de materiales entre células.

Para establecer un sistema “pull” en entornos de demanda variable se necesita un sistema productivo muy flexible para poder fabricar lotes pequeños y conseguir una rápida adaptación a los cambios de la demanda y una capacidad de producción también flexible para poder adaptarse a variaciones en la carga de trabajo.

 

sistemas“push”.

Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)