¿Sabías que el aceite de oliva, es más saludable que el omega 3?

Esa es la conclusión, a la que han llegado los investigadores de microbiología e inmunología de la Universidad de Jaén. [1]

 

En recientes investigaciones realizadas en el laboratorio, se ha comprobado que el aceite de oliva, estimula el sistema inmunológico, haciéndole más resistente a las enfermedades infecciosas.

 

No se desmienten las propiedades del omega 3, pero parece ser que las grasas del aceite de oliva, tiene una mayor capacidad de estimular los neutrófilos y células del sistema inmunológico, responsables de las defensas del organismo frente a las infecciones.

 

Se hizo un estudio con roedores.[2] Los individuos que fueron alimentados durante un mes con aceite de oliva, “superaron la bacteria infecciosa, Listeria monocytogenes”. Los otros dos grupos de roedores, que fueron alimentados con omega 3 y aceite de girasol, no resistieron la bacteria infecciosa y murieron.

 

El investigador Álvarez de Cienfuegos, explica en su tesis:

“El aceite de pescado provoca una sobre estimulación de las defensas. Incrementa tantísimo los niveles de actividad de los neutrófilos, que el organismo se queda aturdido y en vez de reaccionar, no responde contra la infección, y se bloquea. Por el contrario el aceite de oliva, espolea los neutrófilos en el punto justo, para hacer frente a los agentes infecciosos”.

 

El catedrático[3] señala, que hay un especial interés por las propiedades del aceite de oliva para los pacientes inmunodeprimidos, como por ejemplo en los pacientes con tratamientos oncológicos, obesidad, transplantados y otros.

 

Comentan que históricamente, los beneficios del hígado de pescado se popularizaron en los años 70, debido a una investigación realizada en los esquimales de Groenlandia. Que concluyeron que no padecían de enfermedades cardiovasculares.

 

Sin embargo la incidencia tuberculosis era alta, precisamente por la capacidad que señala Álvarez en su investigación, que tienen estas grasas para bloquear el sistema inmunológico. La industria farmacéutica, se encargo de hacer publicidad de este beneficio, y dejo en el olvido los efectos secundarios.

 

Es definitiva, la investigación realizada por la Universidad de Jaén, confirma que los beneficios de consumir aceite de oliva, son todavía mejores de lo que ya sabíamos. Debemos incluirle en nuestra dieta habitual.


Salud. Aceite de oliva.

 



[1] http://www.saberuniversidad.es/article/INVESTIGACION/1924022/aceite/oliva/le/gana/pulso/omega.html

[2] Investigaciones realizadas en la Universidad de Jaén, España.

[3] Gerardo Álvarez de Cienfuegos, de la Universidad de Jaén. España.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame