El Descanso

Muchos pensamos que la forma de mejorar nuestra condición física es entrenando fuerte, y es cierto. Pero siempre dando a nuestro cuerpo el descanso necesario para que asimile la carga de trabajo.

Así que, además de programar lo que vamos a hacer los días de actividad, no es mala idea el hacerlo también con los días de descanso o recuperación.

Rio Borosa

Sobre todo quiero incidir en la recuperación post-carrera o después de algún entreno muy fuerte, momento en el que acabamos con mucho cansancio y si no recuperamos bien, aumenta considerablemente el riesgo de hacernos daño.

Para estos casos sería muy interesante (aunque sé que es difícil de cumplir) el trotar un poco a la llegada a meta para volver a la calma de forma suave, en caso de no hacerlo así, lo que haríamos es estirar los músculos de nuestras piernas o darnos una pequeña descarga (servicio que es gratuito al finalizar muchas de las pruebas que corremos). De igual importancia es la hidratación y alimentación en las horas siguientes a la actividad. A lo largo de la tarde, si tenemos ocasión, tendremos las piernas en alto, y así paliaremos la retención de líquidos e hinchazón de las mismas. A todo esto lo acompañaremos de una cena rica en hidratos y proteínas.

El día siguiente no es recomendable hacer un reposo total, ya que para suavizar la tensión de nuestros músculos y eliminar toxinas debemos “mover” las piernas. Para hacerlo sin tener impacto podemos darnos un paseo en bici, hacer elíptica en el gimnasio o ejercicios en el agua, siempre de forma muy suave.

Bosques del Sur

Además de descansar después de un día exigente, también es imprescindible tener días libres en nuestra rutina habitual. Muchos de nosotros pensamos que una jornada de descanso es la perdida de una oportunidad de mejora y es un gran error. Esos días sin carga para nuestro cuerpo, éste aprovechará para reponer el “almacén” de nutrientes, recuperar o regenerar los tejidos desgastados por el entreno y a nivel mental el tener días libres nos ayudará a volver con más entusiasmo el siguiente día de trabajo. Por todos estos motivos es de vital importancia el “olvidarnos” de entrenar algún día a la semana.

En resumen, nuestro rendimiento es el resultado del siguiente cóctel ENTRENAMIENTO-ALIMENTACIÓN-DESCANSO y no podemos olvidarnos de ninguno de los ingredientes.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Franci Barrera Castarnado

Tecnico Superior en Administración y Finanzas, Autónomo y Corredor por Montaña.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame