El menú perfecto

Cuándo celebramos un banquete es normal que intentemos crear un menú a gusto de todos, un objetivo que jamás conseguiremos. El menú perfecto no existe.

Sí existe la posibilidad de que un menú guste a una mayoría. Si en una prueba de menú de boda cuesta poner de acuerdo a 4 o 6 personas, podemos imaginar que si preguntáramos a todos los asistentes a esa celebración, habrían tantos menús perfectos como invitados.

Menú incógnito

Primer objetivo fallido aclarado, vamos a concentrarnos en el segundo; un menú que guste a la mayoría de nuestros invitados.

En primer lugar, hay que tener en cuenta diversos factores antes de elegir platos:

  • Presupuesto
  • Temporada
  • Horario
  • Ubicación
  • Empresa
  • Número de invitados
  • Temática

Sin duda el presupuesto del que disponemos va a marcar no solo el menú sino todos los demás condicionantes. No podemos pretender invitar a 300 personas, en un hotel de lujo, con platos muy elaborados a base de caros ingredientes y que nos cueste poco. 

  • No vamos a poner un caldo caliente en pleno verano ni una crema fría en pleno invierno.
  • Tampoco un guiso de carne o menú de 6 platos si es una cena.
  • Si la celebración es en una zona costera, una pierna de cordero no es lo más adecuado.
  • Por mucho que tengamos una idea de un buen plato, si en la empresa dónde celebramos, no tienen por costumbre hacerlo, mejor no hacer pruebas.
  • En un banquete multitudinario es impensable sacar platos cocinados a la plancha y pretender que lleguen en su punto.
  • Cuándo hemos elegido una temática, por ejemplo, medieval, un cóctel de marisco, desentonaría bastante.

Es difícil recomendar un menú sin tener en cuenta todos estos factores, por lo tanto, como hago otras veces, vamos a visualizar un ejemplo.

Imaginemos: Una pareja que desea celebrar su boda en invierno, en una región dónde las temperaturas suelen ser bajas. El edificio es una finca rural en plena montaña.

El cóctel previo al banquete se ha fijado a la una de la tarde, con una duración de media hora, con lo que el almuerzo se servirá a las dos de la tarde. Su lista previa de invitados oscila entre 125, 135 personas. 

No tienen previsto ambientar con ninguna temática, sin embargo el edificio, una antigua casa de campo de piedra y su ubicación campestre, nos dan las suficientes pistas para trabajar en ello.

El presupuesto del que disponen es moderado. No pueden permitirse platos muy caros pero si calidad con alimentos de temporada.

La especialidad de la empresa son los platos a base carnes y verduras.

Bien, con todos estos datos, ya podemos elaborar el menú casi-perfecto.

      Imaginemos el lugar          

Lugar imaginario

Imaginemos el menú

Cóctel menú imaginario B

 

Imaginamos que los invitados llegaran con frío; les va a apetecer algo caliente. Por ello, las mini-cremas servidas a modo de chupitos, que por sus distintos colores, además de apetecer harán un buen servicio a la presentación del aperitivo.

Seis aperitivos serán suficientes para la media hora prevista del cóctel. La costumbre es pasar en el cóctel los aperitivos fríos primero, en este caso, como queremos sacar primero las cremas, continuaremos con los calientes, alternando alguno frío. 

El menú está muy adaptado al ambiente que nos proporciona el imaginario lugar de celebración, así como a un presupuesto medio sin materias primas caras. Las guarniciones de los platos cobran protagonismo en vistosidad y cantidad, con el fin de ofrecer colorido, saciedad e incluso opción única para gustos frugales. En todo caso, habrá opción para quien no pueda comer alguno de los platos. 

Y si hay posibilidad de que la celebración se alargue hasta bien entrada la tarde, unas mesas tipo buffet, con una merienda variada de dulces y salados, será la feliz firma de un banquete de boda imaginario pero que puede convertirse en real.

Los sueños son la meta y la imaginación el transporte... la realidad, el punto de partida...

- Anónimo -

Menú imaginario A
Menú imaginario A
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

María Pilar Cremades Mira

Organizadora de eventos

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame