Toxicología

La toxicología estudia la capacidad que tiene las sustancias de producir efectos negativos en los organismos vivos, y también estudia los factores que inciden, los mecanismos de reacción y la reversibilidad de los efectos causados. Estos efectos negativos o adversos se conocen como efectos tóxicos, y la probabilidad de que una sustancia produzca efectos tóxicos se conoce como riesgo.

Estos efectos adversos se conocen con el nombre de efectos tóxicos y la probabilidad de que una sustancia produzca efectos tóxicos, se conoce como riesgo.

Este riesgo depende del grado de toxicidad o envenenamiento de la sustancia, y de la vía de penetración en el organismo, tal como: su concentración en el ambiente, el tiempo de la exposición, la cantidad de exposiciones, las propiedades físico-químicas de la sustancia siendo las más importantes la volatilidad (mediante inhalación), solubilidad o la absorción por la piel.

 

La exposición se refiere al contacto de una sustancia peligrosa con los seres vivos, donde las vías de ingreso (exposición) de las sustancias tóxicas son las siguientes:

1) Absorción (vía cutánea): Cuando la sustancia tóxica atraviesa los poros de la piel, y luego pasan a la sangre. Como medida preventiva se recomienda desinfectar, limpiar y curar de inmediato cualquier herida que se forme en nuestra piel.

2) Inhalación (vía respiratoria): Es la forma de contaminación más común, y tiene origen cuando se respira el tóxico el cual llega a los pulmones y luego circula por todo el torrente sanguíneo distribuyéndose por todo el organismo. Los seres vivos podemos inhalar sustancias en cualquiera de sus estados: líquido, sólido y gaseoso. Como medida preventiva se recomienda utilizar protectores respiratorios según sea el tipo de sustancia tóxica con la cual se esté trabajando.

3) Vía digestiva: Tiene origen cuando ingerimos, y llevamos a la boca y nariz sustancias tóxicas.

 

El mecanismo de acción de la exposición, para cualquier tipo de vía, es el siguiente: una vez que el tóxico es absorbido pasa a la sangre, se distribuye por todo el organismo, llega a ciertos tipos de órganos donde ocurre una biotransformación, y finalmente son eliminados.

En referencia a las exposiciones, se clasifican en graves cuando una exposición única causa severos daños en los seres vivos, como es el caso de quemaduras, irritaciones y daños inmediatos a los principales órganos (los casos más comunes son los mareos, pérdida de conocimiento); o crónica cuando la exposición se realiza por un lapso de tiempo prolongado (meses, años), siendo un caso común la inhalación del tetracloruro de carbono que está fuertemente relacionado con el cáncer de hígado y otras enfermedades anexas a este órgano.

También se clasifica por exposición inmediata cuando los efectos surgen prontamente, o retardada cuando los efectos se manifiesta después de un largo periodo de tiempo.

 

Finalmente, en la sección No. 24 de Glosario se incluyen otros conceptos relacionados con este tema de toxicología: NOEL, DL50, IDA.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Karla Patricia Garces Pita

Ing Industrial-TSU en Quimica-Magister Ing Procesos Quimicos, y Gestión Ambiental

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame