Estrategias de minimización de residuos peligrosos

Tal como se señaló anteriormente, los residuos peligrosos son materiales que por sus características pueden causar daño a la salud humana o al medio ambiente. Sin embargo, en algunos procesos industriales o a escala de laboratorio es inevitable la obtención de residuos peligrosos, no obstante se pueden aplicar algunas opciones que permitan la reducción de los mismos:

1) Cambios tecnológicos o mejoras, que consiste en adaptar los equipos existentes o adquirir nuevos con el fin de disminuir la cantidad de residuos peligrosos. Cabe resaltar que esta alternativa no solo se limita a residuos sino también a la sustitución de materias primas peligrosas por otras de menor riesgo, una vez que se ejecuten cambios o mejoras en los equipos y/o líneas de producción.

2) Cambios de materias primas e insumos, que consiste en evaluar la posibilidad de reemplazar materiales peligrosos (materias primas, empaques, etc.) por otros que sean más amigables con el ambiente, pues de esta manera si llega a ocurrir un accidente a causa de ello (ya sea por el producto químico usado para el proceso o por los residuos generados) el impacto no es tan grave. Ejemplos: sustituir las tintas de base disolvente por base acuosa, eliminar el uso de catalizadores tóxicos.

3) Buenas prácticas de manufactura y/o mantenimiento preventivo, que consiste en realizar pequeños cambios en el funcionamiento de los equipos y/o de las actividades dentro del entorno de trabajo, sin llegar a hacer grandes inversiones como el caso anterior.  Ejemplos: comprar la cantidad de material necesaria para un lapso de tiempo estimado a fin de evitar su acumulación en el almacén, y en caso de no poder evitar esta situación, utilizar los materiales químicos más antiguos siempre haciendo seguimiento a su fecha de vencimiento; capacitar al personal sobre el manejo de materiales peligrosos; dentro de las actividades del mantenimiento preventivo incluir las revisiones de uniones y otras piezas de las máquinas a fin de evitar fugas y desperdicios de materiales, al igual que su mantenimiento preventivo.

4) Reutilización de materiales peligrosos tales como disolventes, enjuagues, y otros que por su naturaleza puedan ser acondicionados  e incorporados reiteradamente en otros procesos, o incluso por terceros (otras empresas). Ejemplo: a escala de laboratorio, la recuperación de disolventes peligrosos (ejemplo, el hexano) después de la aplicación de extracciones sólido-líquido, como el caso común de la extracción de aceite de semillas oleaginosas empleando solvente orgánicos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Karla Patricia Garces Pita

Ing Industrial-TSU en Quimica-Magister Ing Procesos Quimicos, y Gestión Ambiental

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame