Juegos de expresión verbal y no verbal

Pasando la Frontera

 

frontera

·         Objetivo: centrar la atención en el lenguaje no verbal y proporcionar a la sesión un ambiente más divertido.

·         Recursos materiales: no se requieren.

·         Recursos humanos: dos monitores.

·         Tiempo estimado: 10 o 15 minutos.

·    Desarrollo: los componentes del grupo deben colocarse en círculo, es recomendable que los monitores no estén sentados uno al lado del otro.

Se les explica a los participantes que el juego consiste en que aprendan a pasar la frontera, pero no todo el mundo puede pasarla, para ello, deben aprender a hacerlo. Uno de los monitores será el que dirá si cada participante pasa o no la frontera.

El monitor encargado de decir quién pasa la frontera empezará el juego y será el que determine el modo adecuado para poder atravesar la frontera, el cual será marcado por un gesto que realizará (por ejemplo, rascarse la nariz, morderse una uña, cruzar las piernas, dar un salto, etc.) al mismo tiempo que dice verbalmente cualquier forma de pasarla (por ejemplo, yo paso la frontera saltando, yo paso la frontera de espaldas, yo cruzo la frontera tomándome un zumo).

De esta manera, el criterio o gesto necesario para pasar la frontera podrá ir variando en cada vuelta y sólo podrá pasar la frontera aquel que adivine el gesto válido y lo realice.

El juego finaliza cuando todos los participantes hayan cruzado la frontera, para lo que deberán haber descubierto de forma individual que la clave está en el lenguaje no verbal, en concreto, en los gestos que realiza el primer monitor, los cuales deben repetir para poder pasar la frontera.

El gran aplauso

·         Objetivo: fomentar la participación del grupo y crear un buen clima.

·         Recursos materiales: no se precisan.

·         Recursos humanos: dos monitores.

·         Tiempo estimado: 15 minutos.

·    Desarrollo: se pide un voluntario, que sale fuera del aula con una de los monitores y al que se le da la siguiente consigna “puedes hacer lo que quieras, pero tienes que conseguir un gran aplauso, puedes contar chistes, bailar, cantar…”

Al resto del grupo se le dice que cuando entre el voluntario y se ponga en el centro del círculo, tienen que imitar todos los movimientos corporales que realice. De esta forma, para conseguir el gran aplauso de los demás, el voluntario debe dar palmas con sus propias manos.

 

El vendedor

·      Objetivo: aprender a exponer las características positivas de las cosas, sabiendo dar argumentos para defender sus ideas y convencer a los demás de ellas.

·  Recursos materiales: objetos para vender como películas, objetos decorativos, bolígrafos, un peine, una pinza de la ropa, un libro romántico, etc.

·         Recursos humanos: dos monitores.

·         Tiempo estimado: 20 minutos.

·   Desarrollo: se le indica al grupo que van a tener que vender cosas a sus compañeros. Para ello deben vender el producto como si fuese el mejor del mercado, único e inigualable. Cada compañero podrá comprar el objeto que quiera y pagar lo que considere oportuno, según la calidad de la venta.

Cuando todos hayan terminado se procede a realizar un debate con el fin de detectar las dificultades que hayan podido tener y las cosas que han realizado de forma adecuada.


 

ANDRÉS BLANCO ROMERO

Licenciada en Psicología

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame