El Sturmbahnfuhrer - El pintado de la cara II

Al día siguiente lo primero que haremos es dar otra mano a la cara con la pintura base. Volvemos a retirar el exceso de pintura. Vemos como ya queda perfectamente tapada la cara, quedando perfecta para las luces y las sombras.

 

Una vez seco vamos a comenzar por dar las sombras a la cara. Para saber donde deben darse las sombras nos fijaremos en como da la luz sobre nuestra figura. Las sombras quedarán en los ojos, los laterales de la nariz, los surcos que forman alrededor de la boca, las orejas, en el nacimiento del pelo, entre el labio y la barbilla, y en los lados de la cara.

lEl Sturmbahnfuhrer - El pintado de la cara II

 

Ponemos un poco de tierra sombra tostada sobre esos lugares, fundiéndolo con el color base, da tal manera que las transiciones entre un color y otro sean continuas y no se ven saltos de color importantes, que nos afearan la figura. Hemos dado blanco para comenzar con el color de los ojos.

 

El fundido de dos colores se consigue moviendo el pincel suavemente de un color hacia el otro, de tal manera que se mezclen suavemente, sin transiciones fuertes, sino progresivas. Se ve muy natural cuando se consigue.

El Sturmbahnfuhrer - El pintado de la cara II

 

Pintamos el pelo con color tierra sombra tostado mezclado con un poco de negro.

El Sturmbahnfuhrer - El pintado de la cara II

 

Así nos queda la cara después de haber aplicado las primeras sombras. La cara ya no es plana: comienza a tomar volumen y vida. Las partes más oscuras de la cara han de quedar con las sombras. Hay que fundir con cuidado y que las transiciones entre los colores sean delicadas.

El Sturmbahnfuhrer - El pintado de la cara II

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame