Locución Informativa

La primera exigencia para una buena locución informativa es la comprensión y dominio de las noticias para poder exponerlas oralmente ante la audiencia. Los locutores profesionales disponen de grandes recursos de vocalización, dicción, entonación y dominio fonéticoLa locución informativa necesita de naturalidad, fluidez y contundencia. La naturalidad huye de la voz afectada que trata de impresionar. La fluidez nace del dominio del tema y de las frases que componen la noticia.

 

El dominio elimina las divagaciones, titubeos y equivocaciones. Por otra parte es natural que se produzcan errores, pero el profesional debe tratar de reducirlos al mínimo, sin que ello le lleve a estar tan pendiente de la perfección que lo que consiga es alejarse del oyente. Por tanto, como profesional hay que leer y ensayar en la medida de lo que se pueda el guión antes de lanzarnos al micrófono. Es cierto que en radio el tiempo apremia, pero nuestro deber como profesionales del medio es conseguir un dinamismo y organización en el trabajo para sacar tiempo de donde no lo haya y ser audaces para tener nuestros propios recursos profesionales.

 

Evita las palabras de relleno, es decir, aquellas que en la revisión del texto se suprimen sin que afecten en detrimento a la noticia, esto ganaría agilidad y claridad.

La información radiofónica deber ser clara y ante todo concisa

 

 

En el siguiente audio explico errores frecuentes que suceden en la locución informativa, además conocerás las pautas a seguir para tener una buena actitud en este tipo de locución.

A tener en cuenta en la Locución Informativa
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Pedro Fernández

Periodismo. Locución Audiovisual y Radiofónica

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame