El Magazine

Decía Cebrián Herreros que el magazine constituye en radio una modalidad de programa en el que se combina la información y la opinión con el entretenimiento y el espectáculo.

Por tanto no se trata de un programa exclusivamente informativo aunque la nota predominante sea esa, además incluye contenidos de cualquier tipo que tengan vinculación con la actualidad.

En el magazine se pueden incluir absolutamente todos los géneros radiofónicos que hemos ido conociendo a través del curso: entrevistas, reportajes, concursos, musicales, secciones, debates, opinión, colaboradores…

Cada contenido que conforma el magazine lo podemos denominar “microespacio”, si ese microespacio lo sacásemos fuera del formato podría tener una entidad propia como programa.

El riesgo que corre la creación de un magazine radica en la variedad de contenidos, los cuales pueden caer en su conjunto en una mezcla un tanto confusa si no está claramente definida su figura y el locutor sabe darle la coherencia y personalidad suficiente para mantener ese equilibrio.

 

El magazine se enriquece ofreciendo la mayor variedad posible de temas, de voces y situaciones, recuerda que en definitiva el objetivo es la información y el entretenimiento.

Por norma el magazine se convierte en un programa diario, y esto hace posible su consolidación, y por tanto supone un gran reto para el locutor.

Su estructura se basa en la combinación y variedad de temas, de colaboradores, secciones, entrevistas, reportajes, documentos sonoros, músicas y sintonías, esta variedad será la que le dará el ritmo al programa.

La duración está estimada desde dos hasta cinco horas, y la permanencia en antena suele prologarse durante varias temporadas. Las secciones por temas y contenidos están divididos en “cuartos de hora” aproximadamente, aunque se pueden exceder puntualmente en el tiempo dependiendo de la importancia de la información, del personaje, etc. Si en el magazine se incluye una sección destinada al debate, este tiempo puede extenderse.

La fórmula más habitual es la de crear secciones que se emiten a diario y a la misma hora, por ejemplo: gastronomía, agenda cultural, efemérides, discos dedicados…

Y otras secciones por su complejidad y elaboración pueden ser incluidas en determinados días de la semana. Todo esto se irá observando y valorando durante la producción del programa.

 

Gran parte de la publicidad de la emisora se reparte en la franja matinal de los magazines programados en horas de mayor audiencia. Por tanto el magazine genera “la hora de audiencia más consumista” por esa razón son programas que cuentan con abundante publicidad, que va desde el patrocinio de espacios, cuñas radiofónicas, publirreportajes, menciones, etc.

 

Como dato curioso de este género radiofónico, es muy habitual que el programa se conozca más por el nombre del locutor-presentador que por el título del programa.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Pedro Fernández

Periodismo. Locución Audiovisual y Radiofónica

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame