Identificar los tres elementos visualmente

Acabamos de definir los tres elementos diferentes que entran en juego en la publicación de un medio impreso de carácter periodístico.

Hemos asegurado que, además del cuerpo principal de la noticia, existen otros elementos lingüísticos que la acompañan y clarifican su contenido (elementos paralingüísticos, como el titular) y unos elementos que también la acompañan pero que tienen carácter no lingüístico (gráfico, como las fotografías que acompañan la noticia).

Veamos en la siguiente noticia elaborada por el Periódico El País, dónde se encuentran los diferentes elementos:

 

Periódico El País

 

Como podemos observar, hemos señalado los diferentes elementos. El cuerpo de la noticia empieza en “La diferencia” y acaba en “incendio” ya que el primer párrafo se considera que es el “lead” de la noticia y no el cuerpo propiamente dicho (lo explicaremos más adelante).

Se trata de la información completa de la noticia, en este caso que puede entenderse de manera completa sin el resto de elementos. 

Por otra parte, de forma más resaltada que el cuerpo (que es el groso de la información), se encuentran los elementos (paralingüísticos) que la acompañan como el titular, el subtítulo, y el destacado, que es la frase resaltada de la derecha.

Estos elementos, debido a su posición y a su brevedad en la redacción, ayudan a entender rápidamente ante qué información estamos, ya que se ocupa de resaltar lo noticioso de la misma.

En prensa incluso se ha planteado el hecho de que los/as lectores/as son en la práctica, lectores/as de titulares. Podríamos decir aquí que, más que de titulares, el público lector presta una mayor atención a todos los elementos paralingüísticos que al cuerpo de la noticia en sí mismo, ya que interesa más estar al tanto de la actualidad que conocer cada detalle de las informaciones.

Por último, el tercer elemento (el gráfico) consiste esta vez en una fotografía, pero bien podría ser otro tipo de gráfico como una infografía.

 

A la hora de redactar, lo importante es que tengamos en mente cada uno de estos elementos (los que vayamos a usar) bajo el fin de calcular cómo será el espacio donde se insertará nuestra información. No todas las informaciones usan, por ejemplo, elementos gráficos ni excesivos elementos paralingüísticos, ya que esto depende de la extensión del cuerpo.

 

Como norma general, si el cuerpo es muy extenso, es conveniente que vaya acompañado de otros elementos que llamen más su atención y ayuden a su comprensión (como las frases que se deciden destacar del cuerpo); pero si el cuerpo es pequeño, no conviene cargarlo con gráficos ni otros elementos: basta con que tenga un titular.

 

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame