La Contrarreforma: La Ratio Studiorum

La Contrarreforma surge en 1560 con el pontificado del Papa Pío IV como respuesta y resurgimiento católico ante la Reforma Protestante de Martín Lutero, y finaliza con la Guerra de los treinta años en 1648.

Entre sus objetivos estaba la renovación de la Iglesia y acabar con el avance de la doctrina protestante.

En cuanto a la educación en este periodo de la historia, podemos hacer mención a la Compañía de Jesús y a su fundador Ignacio de Loyola.

La finalidad de esta orden fue difundir la fe católica y la educación, siendo la enseñanza la principal actividad de la orden.La mayoría de su obra estaba destinada a la formación religiosa.

Los miembros de la orden descubrieron que la educación era la mejor manera para alcanzar los objetivos perseguidos por la Contrarreforma.

Las circunstancia de la época les obligaba a crear sus propias escuelas, las cuales tuvieron éxito y pronto se expandieron por todo el territorio.

Se especializaron en las técnicas de enseñanza efectiva y enseñaron temas seglares, además de los religiosos.

Dentro de la obra de Loyola “Constituciones” encontramos un programa de educación cristiana basado en el programa vigente de la época denominado “Studia Humanitis”, en el que los estudios fundamentales consistían en:

  • Gramática.
  • Retórica Lógica.
  • Filosofía natural y moral.
  • Metafísica.
  • Teología escolástica y positiva.

El orden de estudio era:

  • Sólida formación en la lengua latina, griego y hebreo.
  • Disciplinas que contenían el Trivium de las Artes Liberales.
  • Estudio Filosófico aristotélicos como preparación para la Teología.

En las Constituciones se hace presente la necesidad de un plan de estudios (denominada Ratio Studiorum).

Tras la muerte de Loyola, las escuelas jesuitas se multiplicó, un grupo de 14 jesuitas abren en Roma una escuela gratuita de Gramática, Humanidades y Doctrina Cristiana.

Se van dando los pasos necesarios para definir la Ratio, entre ellos el trabajo de Diego de Ledesma con su “Método y Orden de Estudio en el Colegio Romano”, este nuevo Ratio aportó innovación metodológica en varios colegios y en ella se detallaban cuestiones sobre organización y currículum.

En 1599, Aquaviva, promulga una versión de la Ratio con carácter definitivo y obligatorio.
Esta Ratio Studiorum esta inspirada en:

  • La idea de formación cristiana del hombre para su santificación y la gloria de Dios.
  • Hacer que cada hombre cumpla con los preceptos del Evangelio y ayude a la salvación del prójimo.
  • El humanismo pedagógico de San Ignacio de Loyola.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame