Motivación en clase

Se suele decir que si la educación es de calidad, ya en sí misma es motivadora. La experiencia nos dice que independientemente de lo que se considere como de “calidad” esto es solo parcialmente verdad. Hay técnicas didácticas eficaces con alumnos que perseveran en su ejecución; pero hay muchos otros que abandonan antes de permitir que estas estrategias surtan efecto.

Por esto mismo debemos tomar en consideración cuales son los factores motivántes que realmente ayudaran a que el alumno interactúe en el proceso de instrucción.

“La aplicación voluntaria de la actividad mental o de los sentidos a un determinado estímulo u objeto mental o sensible.”

Aquí algunas estrategias y actividades para mejorar la atención:

Interrogantes

Organizadores

El instructor induce a la curiosidad mediante preguntas, para introducir los contenidos nuevos.

Las preguntas plantean a los participantes conflictos que les interesa resolver.

El instructor proporciona los pre-requisitos necesarios para comprender los nuevos contenidos.

Con ellos establece puentes de unión entre lo conocido y lo nuevo, de forma manipulativa, visual o simbólica.

 

Explicación

Descubrimiento

El instructor da respuesta a los conflictos propuestos.

Utiliza ejemplos, anécdotas y analogías con aspectos personales y emotivos.

Los mismos alumnos resuelven los conflictos.

Se usan estrategias para enseñar procesos algorítmicos y heurísticos, asi como pasos hipotético – deductivos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame