Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
domingo, 19 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

La comunicación en la instrucción

Se suele decir que si la educación es de calidad, ya en sí misma es motivadora. La experiencia nos dice que independientemente lo que se considere como de “calidad” esto es solo parcialmente verdad. Hay técnicas didácticas eficaces con alumnos que perseveran en su ejecución; pero hay muchos otros que abandonan antes de permitir que estas estrategias surtan efecto.

Por esto mismo debemos tomar en consideración cuales son los factores motivantes que realmente ayudaran a que el alumno interactúe en el proceso de instrucción.

“La aplicación voluntaria de la actividad mental o de los sentidos a un determinado estímulo u objeto mental o sensible.”

En esta lección aprenderemos a identificar las estrategias de comunicación efectivas como elemento fundamental del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Desde un punto de vista técnico se entiende por comunicación el hecho que un determinado mensaje originado en el punto A llegue a otro punto determinado B, distante del anterior en el espacio o en el tiempo. La comunicación implica la transmisión de una determinada información.

La consideración del contexto situacional del mensaje es siempre necesario para su adecuada descodificación.

En el esquema clásico de Jakobson aparece el referente que es la base de toda comunicación; aquello a lo que se refiere el mensaje; la realidad objetiva.

Todos estos elementos que forman el esquema de la comunicación tienden a conseguir la eficacia de la información. Ésta se fundamenta en una relación inversa entre la extensión de la unidad de comunicación y la probabilidad de aparición en el discurso.

Donde:

1.- Función emotiva (Emisor): Esta función está centrada en el emisor quien pone de manifiesto emociones, sentimientos, estados de ánimo, etc.

2.- Función conativa (Receptor): Esta función está centrada en el receptor o destinatario. El hablante pretende que el oyente actúe en conformidad con lo solicitado a través de órdenes, ruegos, preguntas, etc.

3.- Función referencial (Contexto): Esta función se centra en el contenido o “contexto” entendiendo este último “en sentido de referente y no de situación”. Se encuentra esta función generalmente en textos informativos, narrativos, etc.

4.- Función metalingüística (Código): Esta función se utiliza cuando el código sirve para referirse al código mismo. El metalenguaje es el lenguaje con el cual se habla de lenguaje.

5.- Función fática (Canal): Esta función se centra en el canal y trata de todos aquellos recursos que pretenden mantener la interacción. El canal es el medio utilizado para el contacto.

6.- Función poética (Mensaje): Esta función se centra en el mensaje. Se pone en manifiesto cuando la construcción lingüística elegida intenta producir un efecto especial en el destinatario: goce, moción, entusiasmo, etc.

Por lo tanto, los textos (mensajes lingüísticos) pueden ser diversos. En general surgen, de una intención comunicativa por parte del emisor que desea transmitir un mensaje a alguien. Para hacerlo tiene varias alternativas: de forma oral, si el receptor/a está presente, o llamándolo por teléfono, mediante una videoconferencia, etc.; también puede hacerlo de forma escrita, y en este caso puede escribir una nota, una carta, un artículo para el periódico, mediante chat, Messenger, correo electrónico… Elegir una forma u otra va a depender de la situación, esto es, del contexto.

 

Los textos también pueden variar según su función, esto es, según lo que con ellos pretenda el emisor/a. Las principales funciones del lenguaje son las siguientes:

Función informativa: el emisor/a utiliza el lenguaje para transmitir una información. Ejemplos: Mis hermanos llegaron ayer; Mañana se esperan fuertes lluvias.

Función expresiva: el emisor usa el lenguaje para comunicar sentimientos, opiniones, estados de ánimo, etc. Ejemplo: ¡Mis hermanos llegaron ayer!

Fíjese que en este caso, además de la información, el emisor/a expresa alegría, satisfacción, la consecución de algo que se esperaba ansiosamente.

Función apelativa: el emisor/a pretende influir en el receptor/a para que haga algo o actúe de una determinada manera. Por ejemplo: Recoged todo lo que está fuera de su sitio; Por favor, llámanos cuando llegues a casa.

Función poética: el emisor/a pretende crear belleza en el mensaje, busca que el texto tenga una finalidad estética.

 

“Para que la comunicación exista se requiere un propósito, expresado como un mensaje”.

Conoce al Autor/a:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)