Las Mercancías

Hoy en día los océanos del mundo son surcados por buques de todo tipo y tamaño que transportan cualquier clase de mercancías, desde las más pequeñas como lápices hasta gigantescas piezas de construcción.

Aunque existen en el mundo millones de productos, en el transporte marítimo de mercancías, estas se clasifican en 04 grupos básicos, a saber:

  1. Carga a Granel (Dry Bulk): Se trata, generalmente, de materia prima para consumo o para elaboración de productos finales, ejemplo: carbón, mineral de hierro, granos (arroz, trigo, cebada etc.) y fertilizantes.
  2. Carga Contenerizada: Comprende productos elaborados listos para consumo final, embalados en equipos intermodales (contenedores) para su manejo y traslado seguros, ejemplo: alimentos, electrodomésticos, ropa, materiales de oficina, etc.
  3. Carga Suelta (BreakBulk): Se refiere a mercancías, productos o equipos que son transportados sin embalaje, es decir, lo contrario a la carga contenerizada, ejemplo: sacos de cemento, equipos de A/A, tuberías etc.
  4. Carga Sobredimensionada (Specialized): Hace referencia a equipos, piezas y maquinarias muy voluminosas y con pesos de varios cientos de toneladas que deben ser, generalmente, transportadas solas, ejemplo: taladros de perforación submarina, plataformas petroleras, Grúas portuarias, ect.

Así mismo la Organización Marítima Internacional (IMO) establece un clasificación especial para ciertas mercancías potencialmente peligrosas o que presentan un nivel de riesgo considerable dadas sus características y composición, estas son:

  1. Materiales Explosivos
  2. Gases Licuados
  3. Líquidos Inflamables
  4. Sólidos Inflamables
  5. Materiales Comburentes
  6. Materias Tóxicas
  7. Materiales Radiactivos
  8. Materias Corrosivas
  9. Misceláneos

Esta última, los misceláneos, tiene una definición algo difusa, y se refiere principalmente a materiales que no se pueden incluir en las clasificaciones anteriores y que no representan tanto riesgo como estas. Un ejemplo típico son los automóviles, en sí no representan un riesgo inmediato pero contienen sustancias catalogadas como peligrosas, por ejemplo la gasolina (líquido inflamable), el ácido de las baterías (sustancia corrosiva), el aire en los cauchos (gases presurizados), etc.

Las mercancías peligrosas deben ser manipuladas, transportadas y almacenadas de acuerdo a normas y procedimientos especiales que reduzcan los niveles de riesgo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

David Almecija Navarro

Técnico Superior Universitario (T.S.U) en Publicidad & Mercadeo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame