Norma ISO 50001

La norma ISO 50001, es una herramienta útil y eficaz para dar cumplimiento de forma continuada a la legislación vigente en la materia, facilitar el cometido de los gestores energético e implantar y realizar el seguimiento de actuaciones procedentes de las auditorías energéticas.

El SGEn engloba los medios que dispone la Dirección de una empresa para alcanzar los objetivos en materia energética:

  1. Dotación de recursos económicos y humanos que desencadenen cambios en la estructura organizativa.
  2. Asignación de nuevas responsabilidades.
  3. Creación de proyectos y procedimientos que faciliten el entendimiento.
  4. Aplicación de política energética elegida.

La norma ISO 50001 es muy importante ya que las empresas tienen el costo elevado por el uso de la energía, por ello, esta norma se basa en el modelo de sistema de gestión aplicado a las empresas.

Lo que proporciona esta norma a las organizaciones publicas o privadas es estrategias de gestión para aumentar la eficiencia energética, reducir los costes y mejorar la eficiencia energética. La norma tiene por objetivos:

  • Ayudar a las organizaciones a aprovechar mejor sus actuales activos de consumo de energía.
  • Crear transparencia y facilitar la comunicación sobre las gestión de los recursos energéticos.
  • Promover las mejores prácticas de gestión de la energía y reforzar las buenas conductas de gestión de la energía.
  • Ayudar a las instalaciones en la evaluación y dar prioridad a la aplicación de nuevas tecnologías de eficiencia energética.
  • Facilitar la mejora de gestión de la energía para proyectos de reducción de gases efecto invernadero.
  • Permite la integración con otros sistemas de gestión, como puede ser medioambiental, salud y seguridad.

Esta norma proporciona unos requisitos que permite a las organizaciones:

  • Desarrollar una política para un uso eficiente de energía.
  • Fijar metas y objetivos para cumplir con la política.
  • Usar datos para entender mejor y tomar decisiones sobre su uso y consumo de energía.
  • Medir los resultados.
  • Revisar la eficacia de la política.
  • Mejorar continuamente la gestión de la energía.

Puede ser implementada de forma individual o integrada con otras normas de sistemas de gestión.

Los beneficios de la norma son:

  • Que la norma es aplicable a las organizaciones de todo tipo y tamaño.
  • Su implementación exitosa depende del compromiso de todos los niveles y funciones de la organización y la alta dirección.
  • Se implementa en aquellas organizaciones que deseen:
    • Mejora la eficiencia energética de sus procesos de forma sistemática.
    • Establecer, implementar, mantener y mejorar un SGEn.
    • Asegurar su conformidad con su política energética.
    • Demostrar esta conformidad a otros mediante la certificación de su SGE por una organización externa.
    • Mejora comerciales: aumento de la competitividad, nuevos mercados.
    • Reducción de costes.
    • Prevención de costes.

La certificación demuestra que el SGEn cumple con los requisitos de la norma ISO 50001.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Manuel Jesús Gómez Limón

Licenciatura en Ciencias Ambientales

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame