¿Para qué sirven los indicadores?

En referencia a su utilidad, sirven para determinar si un proceso se está llevando a cabo correctamente (según lo esperado), y para ello se debe ejecutar los siguientes pasos:

1) Comparar el valor del indicador con el valor estándar establecido (meta establecida) en el lapso de tiempo definido para el indicador (frecuencia de medición).

2) Según el valor obtenido, determinar las desviaciones de los resultados alcanzados. Si las desviaciones son muy grandes, ejemplo: el indicador emite un resultado del 43 % de cumplimiento y la meta fijada es del 90%, se debe aplicar un plan de acción, el cual se describe a continuación:

a) Investigar  las causas de las desviaciones, usando herramientas de calidad como la espina de pescado, tormenta de ideas, diagrama de Pareto, etc.

b) Proponer y llevar a cabo acciones correctivas para reprender las desviaciones.

c) Una vez ejecutada las acciones correctivas, evaluar los nuevos resultados del indicador y de ser necesario repetir este ciclo. Con estas acciones correctivas, pueden surgir acciones preventivas.

 

En la siguiente tabla se presenta un ejemplo de la estructura de un plan de acción:

fig3
 
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Karla Patricia Garces Pita

Ing Industrial-TSU en Quimica-Magister Ing Procesos Quimicos, y Gestión Ambiental

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame