Caso práctico. Evaluación de impacto de un programa de formación (VI)

ANÁLISIS DEL IMPACTO GLOBAL DE LA CAPACITACIÓN

 

El impacto global de la capacitación se obtiene de las conclusiones individuales por área de contenido, acerca de las medidas que cada empresa a podido iniciar en el corto plazo, y de los beneficios que objetivamente las empresas pueden obtener luego de la implementación de tales medidas. Sin embargo los resultados se analizan en su contexto, por lo tanto, se encuentran empresarios que sin encontrar un gran conjunto de beneficios objetivos, modificando su postura y su actitud ya han iniciado modificaciones en su empresa, con el consecuente nivel de compromiso e involucramiento para llevar a cabo un proceso de trabajo diferente del que se realizaba antes del proceso de la capacitación.

 

Por lo tanto lo cualitativo, independientemente de su connotación subjetiva es un componente importante para la toma de decisiones en el proceso de transformación de la empresa y en la modificación de los objetivos empresariales a partir de los cuales es dimensionado el propósito de la empresa en el futuro inmediato.

 

A partir de estas consideraciones, es importante destacar que de acuerdo a los datos cuantitativos obtenidos de los dirigentes de las micro y pequeñas empresas participantes, como parte de una población de 30 micro y pequeñas empresas, representativas de los sectores productivos del sector confección, carpintería, zapatería y metal mecánica de El Salvador, en el 57% de los casos, la capacitación logró crear condiciones de impacto, y de facilitar las condiciones para que se elaborara un nuevo marco de referencia mediante el cual la organización se planteara la necesidad de modificar sus propósitos de trabajo, y que se asumieran como validos nuevos valores para sus retos futuros.

 

Complementariamente, un 43% de los dirigentes de empresa que asistieron al curso de capacitación empleando la metodología MATYSE, consideran que no ha sido posible modificar sus procedimientos de trabajo para incluir los nuevos aportes empresariales debido a las condiciones en que funcionan las microempresas; de acuerdo a su tamaño como unidad productiva, la microempresa y la pequeña empresa no cuentan con una gran organización administrativa, ni poseen diversidad de maquinaria, ni amplitud de sus lugares de producción; sus grupos de empleados en muchos casos son miembros de una familia, en otros casos son una, dos o tres personas, las cuales trabajando rutinariamente realizan procedimientos rudimentarios y sus controles de los subprocesos de trabajo no logran sistematizarlos para que se correspondan con los sistemas de producción altamente estandarizados.

 

Estas consideraciones son pertinentes tomarlas en cuenta al dimensionar el impacto de la capacitación, ya que su aplicabilidad no debe ser circunscrita únicamente a factores propios del sector de producción. Más bien, una ponderación del grado de impacto de la capacitación se refiere

a la factibilidad que dicha capacitación requiere para ser implementada en el transcurso del tiempo, en un espacio determinado y con las condiciones económicas para realizar la inversión complementaria.

 

IV-CONCLUSIONES REFERENTES AL IMPACTO DE LA CAPACITACIÓN

 

  • La información obtenida sustenta un impacto de la capacitación en un porcentaje aproximado al 90%, partiendo del impacto cualitativo que los empresarios señalan de las actividades llevadas a cabo en sus empresas en el periodo posterior no mayor a los 45 días.

 

  • El impacto cuantitativo por áreas de la capacitación denota un impacto promedio de 36% , cuantificable en resultados objetivos de los planes de trabajo, controles de ventas, costeo, promociones de ventas, registros contables, modificación de patrones de confección de productos, mejoramiento de la calidad de los objetos producidos, acercamiento de clientes, mejoramiento de los procesos de comunicación, aumento de las prácticas de trabajo y colaboración de los participantes de los equipos de trabajo, etc.

 

  • Un valor adverso a los beneficios positivos de la capacitación lo representa el promedio del 64% obtenido al contabilizar la impresión que los empresarios tienen de los beneficios ausentes por área de capacitación para sus empresas.

 

  • El impacto cualitativo consolidado por toda la población de los dirigentes que asistieron a la capacitación es elocuente, el 57% sostiene que los cambios obtenidos como producto de la capacitación les ha prodigado de una mejor visión de su futuro empresarial; complementariamente un 43% no logra dimensionar los beneficios, pero no sostiene tampoco que fue un proceso irrelevante.

 

 

  • Una conclusión complementaria acerca del proceso y de los contenidos es importante destacarla. El desarrollo de la capacitación y de los contenidos que conforman la metodología MATYSE abre la posibilidad que los empresarios de la micro y pequeña empresa reciban la atención directa inicial, que por años han buscado, sin tener una respuesta concreta, y sin tener un interlocutor institucional que les pueda cubrir las mínimas expectativas para un porvenir de desarrollo y progreso.

 

El empresario, independientemente del rubro o área de producción a la que pertenezca, necesita de apoyo moral, de apoyo en capacitación, asesoría empresarial, respaldo crediticio y asistencia financiera. Canalizar tales demandas es un objetivo interinstitucional de grandes dimensiones que este mínimo análisis sólo pretende puntualizar para el futuro mediato.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame